Nuevas conjeturas por los amparos y la lista de conjueces: Guerscovich, otro apellido ligado al Gobierno Provincial

Difunde en las redes

La publicación del portal de Ricardo David generó un fuerte revuelo en la ciudad de Gualeguay, aflorando anécdotas de una deuda multimillonaria que fue eliminada con apoyatura en un dictamen de la fiscalía de Estado.

Corría el año 2007 y una famosa estancia gualeya se constituía en la principal deudora impositiva de la Provincia de Entre Ríos.

La sentencia provenía de la propia Administradora Tributaria de Entre Ríos, se trataba de la mítica “Las Cabezas” de propiedad de “Entre Ríos S.A.”

En aquel momento debía un poco más de 5 millones de pesos, a valor de la divisa extranjera, un millón trescientos mil dólares, al cambio de hoy, unos 94 millones de pesos.

De manera inesperada en el 2009, el entonces ministro de producción de la provincia, Roberto Schunk, disponía la eximición del pago del 100% del Impuesto Inmobiliario a Las Cabezas, medida que se fundó en la Ley N° 8.318 de autoría del Gobernador Sergio Urribarri que permitía esos beneficios a productores agropecuarios que se comprometieran a realizar trabajos de conservación de suelos en sus lotes.

Schunk, de buenas a primera, firmó las resoluciones N° 094/09 y 095/09 que otorgaron esas exenciones y uno de los máximos deudores de la provincia dejó de serlo.

En contraprestación de esta grandísima generosidad de la Provincia, los propietarios de Las Cabezas, Entre Ríos Sociedad Anónima, se comprometían a culminar los trabajos de construcción de terrazas en el suelo en noviembre de 2009.

A los meses, inspectores del ministerio de Schunk visitaron la estancia y pudieron constatar que el compromiso asumido no había sido cumplido.

La generosidad siguió, se le dio un plazo de tres meses para hacerlo, tampoco cumplieron, al ministro no le quedó mucho margen y dio marcha atrás a la condonación, vale decir, revocó la eximición.

Los millonarios propietarios apelaron administrativamente la medida y a partir de ahí se desató una guerra judicial, la Provincia quería el pago íntegro de aquellos 5 millones más intereses, y los privados se negaban con vericuetos y maniobras legales.

Como podrán apreciar los lectores, hasta aquí, no existe ninguna vinculación entre la ley de emergencia actual, los conjueces, el actual Gobierno Provincial y aquellos privados.

Sin embargo la recordada anécdota de eximición de una deuda ampliamente millonaria fue traída a colación por los propios gualeyos luego de que los jubilados judiciales expresaran sus fuertes dudas y sospechas posadas sobre los conjueces que han resuelto recientemente a favor del Gobierno Provincial que comanda Gustavo Bordet.

Noticia que fue muy bien recibida por el Gobierno y fue comentada en la prensa por el Fiscal de Estado de la Provincia, Julio Rodríguez Signes.

Y es que, aquella batalla judicial terminó muy bien para los dueños de la estancia “Las Cabezas” y muy pero muy mal para las arcas estatales.

La solución del conflicto fue administrativa, Urribarri decidió acoger favorablemente el recurso de apelación jerárquica interpuesto por “Las Cabezas”, haciendo caer así todas las acciones llevadas adelante por el Ministerio de la Producción y ATER para cobrar una suma de casi $6 millones más intereses en concepto de deuda impositiva.

A través de decreto N° 2.300, firmado por Urribarri el 14 de julio de 2015, el gobernador estableció que la resolución que firmó su ministro Schunk, por el que se le quitó la eximición impositiva a la estancia, resultó “ilegítima por contener vicios graves”.

El principal fundamento de Urribarri fue un dictamen del fiscal de Estado.

En otras palabras, sin los fundamentos de la Fiscalía de Estado, Urribarri no hubiera tenido apoyatura “legal” para terminar condonando una multimillonaria deuda que hoy ascendería a los casi 100 millones de pesos.

Pero como en todo conflicto hay dos partes, la otra parte contundente para lograr esta eximición definitiva la pusieron los hábiles abogados de la firma “Entre Ríos S.A.”, los Dres. Guerscovich y Berisso, del conocido estudio jurídico de Gualeguay.

La fiscalía de estado, Guerscovich y Berisso fueron los arquitectos de la definitiva condonación impositiva.

Hoy los apellidos y la anécdota vuelven a comentarse con ahínco en los pagos gualeyos por una de las recientes resoluciones judiciales en uno de los juicios de extrema importancia en la Provincia.

Fallo que dispuso rechazar la medida cautelar de no innovar solicitada por un grupo de jubilados judiciales de la provincia en la acción de amparo que tramita contra el Gobierno o Provincial por la afamada ley de emergencia y sus consecuencias en los bolsillos del sector.

Pasivos judiciales que, luego del traspié, visibilizaron las sospechas que mantenían desde que se dio a conocer la lista de conjueces que deben resolver aquellos amparos donde se excusen los jueces naturales.

En las nóminas, aparecen varios apellidos ligados a distintos sectores del Gobierno Provincial, el ejemplo que a través de comidillas o comentarios en la propia Justicia era el del conjuez Emanuel Capatto.

La exposición de estas presunciones realizadas por este Portal, generó un gran revuelo en el ámbito judicial de Gualeguay, haciendo llegar al Portal de Ricardo David, que sobre  la otra conjueza protagonista del fallo adverso a los jubilados de la Justicia pesan las mismas hipótesis.

Se trata de la letrada gualeya Eliana Guerscovich, quien, según los indignados judiciales de la localidad, es ni más ni menos que la hija del hábil abogado que, junto al Fiscal de Estado- cuya conducción no ha variado desde hace 17 años- trabajaron arduamente para dar por culminado el conflicto que le valió a la Provincia de un perjuicio millonario.

Las sospechas, suspicacias y comentarios de injerencia ya no se esconden en el ámbito judicial, los apellidos de la lista no ayudan en nada en este sentido.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios