Más del 50 por ciento de las internaciones en Terapia Intensiva corresponden a menores de 50 años

Difunde en las redes

More than 50 percent of the Intensive Care hospitalizations correspond to those under 50 years of age.

Las recientes medidas (Decreto Nº 808) tendientes a mitigar la segunda ola de Covid-19 en la provincia, dadas a conocer este viernes por el gobernador Gustavo Bordet, tuvieron como eje orientador la opinión de los expertos del Comité de Organización de Emergencias Sanitarias (COES).

Las medidas están destinadas a contener la propagación del virus en el decimocuarto mes de pandemia.

Los argumentos sanitarios, además, se dan en el marco de un contexto generalizado no solo de aumento de contagios sino de circulación de las nuevas variantes del virus SARS Cov 2: Manaos, Río de Janeiro y Reino Unido. En el territorio provincial de un total de 17 departamentos, 15 tienen la calificación de alto riesgo y dos, de mediano riesgo epidemiológico.

En una primera instancia, el COES evalúa dos situaciones: una de índole epidemiológica y otra estrictamente sanitaria, la cual alude a la capacidad de respuesta del sistema de servicios de salud en la tarea de contrarrestar las formas más graves en las que se presenta la enfermedad Covid-19 en la provincia.

El primer eje, considerado en el último documento COES número 209, implica entender que la circulación comunitaria está en todo el territorio provincial, con distinta intensidad. Asimismo, en el transcurso de este mes, se certificó la presencia de las variantes secuenciadas como Reino Unido y Manaos, las cuales son más infectivas y agresivas desde el punto de vista clínico.

En este punto, el secretario de Políticas de Salud y Bienestar de la cartera sanitaria, Guillermo Zanuttini, explicó que en esta evolución más acelerada de la enfermedad, en el paso de leve a moderado y de moderado a crítico, se reducen significativamente los tiempos, impactando en la atención y organización.

Concretamente, a la protección de los adultos mayores como una de las principales poblaciones de riesgo, se le suma que las nuevas variantes afectan a personas más jóvenes.

En esto tiene que ver también el evidente incremento de actividades sociales realizadas, sobre todo en las últimas tres semanas, lo que se grafica en que “más del 50 por ciento de las internaciones en Unidades de Terapia Intensiva corresponden a pacientes menores de 50 años”.

En lo que atañe a los indicadores epidemiológicos, el COES considera la razón de casos de los últimos 14 días con respecto a los 14 días previos y la tasa de incidencia de casos en los últimos 14 días. Cuando el resultado es mayor a 1.2 se considera el ingreso a la denominación de alto riesgo epidemiológico.

“Cuando tenemos un indicador de razón de casos por encima de 1.20, la transmisión es un 20 por ciento superior (en los últimos 14 días respecto a los 14 días previos)”, ejemplificó Zanuttini.

Y agregó: “Tomando de referencia lo que ocurrió entre las semanas epidemiológicas 14 y 15, que terminó el sábado pasado, y las semanas epidemiológicas 12 y 13 que son las previas, ese indicador en la provincia nos da 2.65. Esto significa, en otros términos, que el incremento de casos totales de estos últimos 14 días (ascenso de la curva) fue superior al 165.8 por ciento”.

Por otra parte, el COES se basa en otro indicador epidemiológico: la tasa de incidencia acumulada en los últimos 14 días por cada cien mil habitantes. Para ello se suma la totalidad de casos de los últimos 14 días, se divide por la población (de la localidad o la provincia) y se lo multiplica por cien mil.

De acuerdo a este análisis, el funcionario remarcó: “El punto de inflexión para definir que estamos en un territorio de alto riesgo es cuando supera los 150 casos cada cien mil habitantes en un período de 14 días”.

En este sentido, sumando la totalidad de casos registrados en las semanas 14 y 15; dividiendo por la población entrerriana y multiplicando por 100 mil, arrojan un valor de 410 casos cada 100 mil habitantes. De esta manera, está triplicado el punto de inflexión. Hacer el cálculo hoy, aumentaría el valor de este indicador.

En lo que tiene que ver con la capacidad de respuesta del sistema sanitario el Ministerio de Salud evidencia una saturación progresiva de los servicios de salud, públicos y privados. No obstante, se amplió la capacidad instalada, se mejoró la infraestructura y equipamiento notablemente.

También se incorporó al hospital De la Baxada de Paraná a la red pública, con unidades de internación y se incluyó, en Gualeguaychú, a una parte de la estructura que se está construyendo en el nuevo hospital Centenario de la ciudad.
En este tiempo inédito no solo se extendió la disponibilidad de camas críticas sino que se integró al subsector privado, lo que amplió la red de atención, mejorando la capacidad asistencial.

No obstante, se torna imperioso no bajar la guardia social respetando con especial cuidado las medidas de prevención ya conocidas: ventilación de los espacios; distanciamiento personal; lavado frecuente de manos o higienización con alcohol en gel; uso de tapabocas o mascarillas.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios