Los diputados del PJ se niegan a votar la reforma previsional y Bordet no lo anunciaría el lunes

Difunde en las redes

The PJ deputies refuse to vote on the pension reform and Bordet would not announce it on Monday.

Quieren abandonar la bancada porque se resisten a que Navarro continúe en la presidencia.

Un gran revuelo se vive por estas horas en la Cámara de Diputados y, principalmente, en el bloque del justicialismo.

Es que el inminente ingreso del proyecto de reforma previsional a la Legislatura generó un clima de muchísima tensión, ya que los legisladores no quieren pagar el costo político de aprobar el ajuste sobre los jubilados.

Con ese panorama, el ex vicegobernador José Cáceres fue borrado de la vicepresidencia del cuerpo, y el cargo quedó para Silvia Nené Moreno, que responde al bordetismo, la vicepresidencia segunda, por su parte, quedó para Sara Folletto, del rogelismo-hallismo.

En la interna del bloque del Justicialismo hay muchísimos nervios.

Los legisladores del oficialismo votarían el aumento de la edad jubilatoria y equipararla con Buenos Aires, pero se resisten a otorgar su voto a la reducción del 82% móvil, que está consagrado en la Constitución.

El gobernador Gustavo Bordet tenía previsto anunciar la reforma previsional en la Asamblea Legislativa que se realizará este lunes 15, pero trascendió fuertemente que habría desistido por la enorme repercusión que tuvo el anuncio en este Portal en los gremios y la legislatura.

Los diputados del oficialismo se niegan firmemente a votar la reducción del 82%, que quedaría en un 67%, y por eso buscan remover de la presidencia del bloque a Juan Navarro, que responde a Bordet y a la ministra Rosario Romero.

En cambio proponen que el cargo quede para una mujer. El primer nombre que proponen es el de Mariana Farfán, de Gualeguaychú, después suena el de Stefanía Cora, y más relegada, terciando, aparece Carina Ramos, del sector de Romero y Navarro.

En concreto, los miembros del bloque oficialista no quieren que Navarro permanezca en la presidencia del bloque porque sostienen que no es un buen conductor, y suele ocuparse de sus propios intereses, los de la ministra y el gobernador, por sobre los de sus pares, además de que consideran que hay dirigentes más preparados que él para conducir el bloque.

Los legisladores no quieren pagar el costo político de la reforma previsional y el resto de los ajustes que se vienen, así como tampoco quieren hacerse cargo de la preocupante situación del Iosper, de la deuda de 500 millones de dólares y otros desmanejos.

En tanto, el gobernador y la ministra se mantienen firmes para que hombre del sector de Romero se mantenga  en la presidencia del bloque.

Para conformar al resto de los legisladores rebeldes y que Navarro continúe, se impulsaría la creación de una vicepresidencia del bloque, que sería para una mujer, que sería Farfán, Cora o Ramos.

Más allá de eso, lo concreto es que en la vicepresidencia primera de la Cámara fue llamativamente removido Cáceres, que en principio estaba confirmado y después lo bajaron,  y quedó la bordetista Moreno, y en la vicepresidencia segunda, la rogelista hallista Sara Folletto.

Estos movimientos se dan a horas de la Asamblea Legislativa, para la cual Bordet ya tenía listo el discurso en el que anunciaría la reforma previsional.

Sin embargo, tuvo que cambiar sobre la marcha y no haría el anuncio este lunes, aunque esto no evitará que se reforme el sistema previsional sin anuncio.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios