Llamativo anuncio de Bordet: “voy a participar del armado de las listas en el 2023”

Difunde en las redes

Striking announcement by Bordet: “I am going to participate in the assembly of the lists in 2023.”

A más de dos años de las elecciones y con las legislativas en el medio, en la dirigencia no entienden la necesidad de la afirmación, salvo tratar de evitar el desbande.

El gobernador Gustavo Bordet realizó días atrás un anuncio que generó un gran desconcierto en la dirigencia del justicialismo provincial: anticipó que participará del armado de las listas para las elecciones generales de 2023.

Entre los dirigentes peronistas de la provincia, el anuncio provocó más dudas que certezas, ya que no entienden la necesidad de esta afirmación, mucho más cuando todavía faltan más de dos años para esos comicios.

Es más, en el medio están las elecciones legislativas de este año, para las cuales la lista del oficialismo provincial todavía es una incógnita.

En ese contexto, muchos dirigentes interpretaron este anuncio como un gesto de debilidad, ante el poco alentador panorama electoral que tiene por delante el oficialismo para octubre de este año.

Según mediciones recientes, el oficialismo entrerriano apenas roza el 20% de la intención de voto, lo que a más de dos años del final de la gestión licuaría rápidamente el poder de un gobernador que no tiene la posibilidad de ser reelecto.

Bordet ya es considerado el padre de la derrota del justicialismo en las elecciones de 2019, en la que el oficialismo entrerriano sufrió fracasos abrumadores incluso en bastiones históricos, lo que llevó a que el PJ perdiera una banca en el Senado de la Nación.

Un nuevo papelón electoral, como el que se avizora, no solamente generaría durísimos pases de factura de parte de la dirigencia justicialista, sino que muchos directamente le darían la espalda y dejarán solo al gobernador.

Así, el anuncio de Bordet parece ser un mensaje a los justicialistas, ya que da la impresión de que el mandatario está viendo que la dirigencia se está cortando sola y comienza a prescindir de su figura.

Es más, el desbande será aún mayor cuando el gobernador oficialice el armado de la lista para las elecciones de este año.

Entre Ríos renovará en las legislativas de este año cinco bancas de diputados nacionales, tres de las cuales pertenecen a Cambiemos y las ocupan Atilio Benedetti, Alicia Fregonese y Jorge Lacoste; mientras que las restantes dos hoy pertenecen al justicialismo con Mayda Cresto y Carolina Gaillard.

Hoy por hoy, los nombres que se barajan en el oficialismo son el ex vicegobernador y ex intendente de Uruguay, José Eduardo Lauritto; la ministra de Gobierno, Rosario Romero; Carolina Gaillard, que va por la reelección; la concejal por Paraná, Stefania Cora; y Agustina Camino; también aparece buscando la reelección Mayda Cresto.

Actualmente, con la gran imagen negativa del gobierno provincial y la falta de tracción del gobierno nacional, Bordet considera que el único candidato que puede garantizarle una elección decorosa es Lauritto, por lo que, a pesar de las diferencias, quiere ofrecerle el primer lugar.

Para el segundo lugar aparece Rosario Romero, que busca la candidatura a la diputación nacional, algo que le resolvería a Bordet la salida de la ministra del gabinete provincial y además obligaría al intendente Adán Bahl a trabajar en la campaña en la capital provincial.

Es más, eso también le daría la posibilidad a Bordet de culpar al sector político que integran Romero y Bahl por la estrepitosa derrota que se avizora en la capital provincial.

Otra mujer que pisa fuerte para integrar la lista es Carolina Gaillard, que cuenta con el apoyo del presidente de la Nación, Alberto Fernández, y si este tiene injerencia, tiene garantizado el lugar en la lista.

También cuenta con aval nacional Stefanía Cora, a quien la derrota de 2019 privó de acceder a una banda del Senado, pero que por ser de La Cámpora es la candidata de Cristina y Máximo Kirchner, que la quieren ver en el Congreso.

Pero quien cuenta con el impulso del gobernador, sumado al del senador nacional Edgardo Kueider, es Agustina Camino, directora de subsidios de la provincia, a quien quieren meter en la lista.

Buscando la reelección del mandato que vence este año aparece también Mayda Cresto, que cuenta con la presión de su hermano Enrique y su papá Juan Carlos sobre el gobernador, para que sea candidata y que Concordia mantenga una banca nacional, aunque su nombre también suena para un cargo en la Justicia.

Más allá de los nombres en danza por el oficialismo provincial, los números vaticinan un resultado catastrófico para el Partido Justicialista que hoy preside Bordet, cuya gestión está considerada por propios y ajenos como una de las más corruptas de la historia.

Las denuncias por hechos de corrupción son una constante, y los entrerrianos concurrirán a las urnas con los más recientes escándalos todavía frescos en la memoria.

A pesar de que desde el oficialismo se mantiene el ocultamiento del listado, los nombres que trascendieron de vacunados vip generaron mucha bronca en la ciudadanía, como el del esposo de la vicegobernadora Laura Stratta, Marcelo Bertellotti; la esposa del gobernador, Mariel Ávila; el de familiares y amigos del poder, como la hija, el marido y una amiga de la diputada Silvia Moreno; funcionarios cuyo “rol estratégico” para el Estado no está justificado como Alicia Benítez, Marcelo Bisogni y directores de la CAFESG, entre otros.

También tienen presente los entrerrianos la deuda de 500 millones de dólares que no se sabe dónde están; el deplorable estado de las rutas provinciales; las designaciones y compras innecesarias en plena ley de Emergencia y, principalmente, la indignante postergación salarial de los trabajadores públicos, particularmente los de salud y la docencia.

Con ese panorama, las mediciones actuales prevén que el oficialismo provincial ni siquiera alcanzará el 20% de los votos, lo que significaría una derrota catastrófica que, incluso, podría hacer que el PJ apenas logre una banca.

Así, también las elecciones de 2023 presentan un escenario poco alentador para el justicialismo entrerriano, al punto tal que los candidatos que surgen por fuera de la estructura oficial no le temen a una interna para la gobernación, pero sí a perder las generales, por la mala imagen del gobierno actual y la poca tracción de la nación.

Los nombres que surgen son el de Enrique Cresto, que cuenta con la estructura del ENOHSA y llega a diferentes puntos de la provincia con obras y soluciones para los intendentes, aunque hoy cuenta con el contrapeso de ser de Concordia, como el actual gobernador y los precedentes, lo que genera un cierto hartazgo en la ciudadanía.

El intendente de Gualeguaychú, Martín Piaggio, está muy por delante en su ciudad y departamento de uno de los posibles candidatos de Bordet, el ministro de Producción, Juan José Bahillo, también oriundo de la ciudad del carnaval.

El presidente municipal de Paraná, Adán Bahl, cuenta con presencia en algunas localidades de Paraná Campaña, pero su imagen está ligada a muchos actuales integrantes del gabinete provincial, por lo que no logra despegarse de los malos números de la gestión provincial.

También hay que tener en cuenta la ley de Paridad Integral que prevé que la fórmula para la gobernación debe estar integrada por una mujer, hecha a medida de quienes actualmente están en el poder.

Bordet apunta a Laura Stratta, aunque en su localidad tiene una pésima imagen y viene de perder las elecciones de 2019 con gran contundencia, a pesar de que era la candidata a vicegobernadora.

La conformación del resto de las listas para 2023, como diputados y candidaturas nacionales es una incógnita, pero el gobernador ya afirmó que él participará del armado.

Desde la dirigencia, la afirmación fue vista como una muestra de debilidad, como una necesidad de reafirmar la ostentación de un poder que se le va escurriendo cada vez más.

Para las elecciones de este año, los números anticipan una derrota catastrófica, peor incluso que la de 2019, lo que provocaría un éxodo de dirigentes justicialistas que el mandatario ya busca aplacar, algo que hoy por hoy parece imposible.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios