La Justicia duda de la Justicia: Indignación en el ámbito judicial por el puntero que se convirtió en conjuez

Difunde en las redes

Justice doubts Justice: Indignation in the judicial sphere for the leader who became a co-judge.

El reciente fallo a favor del Gobierno provincial por la ley de emergencia despertó las suspicacias y todo tipo de comentarios en los judiciales por el letrado –ahora magistrado- ligado al sector de la ministra Rosario Romero.

Desde que comenzó a circular la lista de conjueces se dispararon todo tipo de comentarios, puertas adentro de la Justicia, como también fuera.

Y es que en la lista para el periodo anual vigente aparecían varios nombres ligados con importantes funcionarios y funcionarias provinciales.

La razón es bastante lógica y para nada menor, desde que el gobernador Gustavo Bordet anunció “la emergencia” y presentó su proyecto de ley que recibió un tratamiento preferencial y exprés en la Legislatura se sabía que el debate judicial más importante a desarrollarse en la Provincia sería esta normativa.

La ley de emergencia económica, financiera, previsional, administrativa y sanitaria contiene tres artículos que se llenó e impacta en los bolsillos de los trabajadores y jubilados provinciales, apareciendo lógico e incluso legítimo, que estos perjudicados reclamen ante la Justicia el daño palpable a sus ingresos por el ajuste que sufren sus haberes o el impedimento de las paritarias.

Lógicamente, al haber un conflicto con un derecho constitucionalmente consagrado afectado, como lo es la integridad de los haberes, la acción más abarcativa para su resolución, dentro del espectro de acciones judiciales, es la de amparo.

Los lectores se preguntarán ¿Qué tienen que ver los conjueces? La respuesta es bastante sencilla, si los jueces se excusan –como ya ha sucedido- en el tratamiento de estos amparos, quienes deben interventor son los conjueces.

¿Cómo se eligen? Hay dos listas, una lista elaborada por el Colegio de Abogados de Entre Ríos para intervenir en causas en las que se excusan los jueces naturales, y que son aprobadas por acuerdo del Superior Tribunal de Justicia, estos conjueces suplen, para decirlo sencillamente, a los jueces de la primera instancia en el amparo.

La otra lista la hizo Bordet y requirió acuerdo del Senado, estos suplen a alguno de los 9 integrantes del Superior Tribunal de Justicia –la segunda instancia en el amparo- si se excusan de intervenir. Este trámite ya se cumplió hace una semana.

Tanto una como la otra lista, desde que se dieron a conocer sus nombres –decíamos- generaron todo tipo de suspicacia, comentarios e incluso fuertes críticas por las vinculaciones con sectores de poder del Gobierno provincial.

Este martes estas especulaciones comenzaron a tomar cuerpo haciéndose medianamente constatables en la realidad.

Desde la Justicia trascendió la bronca existente con dos de estos conjueces por las recientes resoluciones que rechazaron medidas cautelares en amparos interpuestos por grupos de jubilados judiciales que ya empezaron a sentir las consecuencias del ajuste del Gobierno provincial.

Y si bien, la denegatoria fue tan solo en una medida cautelar, en los pasillos de Tribunales comenzó a circular que la misma suerte correrán los amparos, es decir, la pretensión principal de, en este caso, los pasivos afectados.

¿La razón? Se habla de una fuerte vinculación de uno de estos conjueces con el sector de la ministra Rosario Romero.

Se trata del juez ad hoc, Emanuel Capatto, quien hasta no hace mucho –y se cree que hoy inclusive- formó parte de las filas de “hallismo”, denominación originaria del espacio político que en principio lideró el ex intendente y hoy funcionario provincial José Carlos Halle y desde hace unos años co-conduce con la ministra Rosario Romero.

Según relataron a este medio judiciales indignados, el letrado en la capital entrerriana es conocido en el ámbito político, militó con los Halle-Romero para la intendencia del primero, valiéndole su trabajo de campo, indican, el ingreso al municipio de Paraná primero como contratado y posteriormente obtuvo la planta, prestando funciones en el Concejo Deliberante, actividad que la compartía con el ejercicio de la profesión.

La llegada al ministerio de gobierno y justicia, relatan a este Portal, se produjo en el 2016, cuando Capatto fue adscripto al Registro Civil.

Esta vinculación laboral fue posible, sostienen los judiciales,  por el arribo de la letrada Vanesa Visconti como titular del Registro Civil central con asiento en Paraná, la primera y el segundo, indican, guardaban una estrecha relación de amistad y de sociedad en la profesión.

La salida de Mauro Urribarri y el ingreso Rosario Romero en el 2017 al ministerio de gobierno y justicia no modificó en nada la estructura funcional del Registro como si sucedió en otras áreas importantes de la cartera donde la ministra apartó funcionarios para poner los propios.

Y es que Visconti había llegado a su puesto por el impulso de un entrañable e histórico cercano a Romero, el entonces legislador José Ángel Allende, siendo conocido por todos en aquel momento que el registro civil era una bandera de UPCN.

Aparte, Visconti y Capatto habían coincidido con su trabajo militante para la primera como la segunda postulación de Halle.

Con la salida de la letrada del registro, según los comentarios cargados de malestar que se producen en la Justicia, Capatto habría igualmente mantenido vinculación con el Ministerio, desconociéndose si  durante estos meses las mismas estaban vigentes o no, e incluso si continúa afectado laboralmente al HCD de Paraná.

Más allá de esto, lo cierto es que la vinculación existió, al menos así lo aseguran en el ámbito judicial donde también se habla del pasado como abogado gremialista del conjuez.

El letrado también es conocido, sostienen, por haber sido asesor del SUOYEM por su cercanía con el dirigente Pacha Palacios.

Y en este punto los comentarios en el ámbito judicial se detienen, justamente por haber ejercido en retiradas oportunidades una férrea defensa a los trabajadores estatales municipales.

Hoy todo esto parece formar parte de una vida pasada del abogado, hablándose en los pasillos tribunalicios del puntero político de la ministra convertido en conjuez que ya da muestra entre los afectados y el Gobierno del lado de quien estará.

Comentarios que dan cuenta de una situación que se viene denunciando en esta Provincia y que apunta a la injerencia del poder político en el judicial que ya se vienen denunciando.

Con la ley de emergencia es donde más visible se estima se harán estas sospechas o presunciones, como sucede en la totalidad de los casos ante un ajuste deviene obligado un planteo judicial por la afectación de derechos fundamentales.

Capatto y su vinculación con el Ejecutivo es un ejemplo de una lista de conjueces donde los ejemplos lamentablemente sobran, dando toda la sensación, al menos es lo que se desprende de las comidillas, que el Gobierno ha montado un terreno propicio para no tener sorpresas judiciales con los amparos y acciones de inconstitucionalidad que serán numerosas.

Sospechas que incluso, en razón de estas comidillas, llegan a suponer que el juez ad hoc, antes de que le llegue el caso, ya tenía la sentencia y sus fundamentos en su despacho.

Comentarios y suspicacias que dan cuenta que, sobre esta mentada injerencia, es la Justicia quien duda de la propia Justicia que comenzaron a impartir estos magistrados suplentes.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios