La esposa de Cañete, “ofendida” por la publicación de un documento de carácter público

Difunde en las redes

Cañete’s wife, “offended” by the publication of a public document.

Se expresó en las redes sociales y habló de “autoridad moral” la mujer que fue adscripta a la obra social y de quien se comenta que percibiría dos sueldos del Estado provincial, algo que es incompatible.

El Portal de Ricardo David publicó acerca del “blanqueo” del titular de la obra social de Entre Ríos, Fernando Cañete, de su mujer, a quien solicitó adscribir al organismo que él preside.

La noticia se produjo en medio de una complicadísima situación que atraviesa la obra social por permanentes denuncias por irregularidades y luego de que los afiliados se quedaran sin cobertura por la baja del convenio entre el Iosper y la Federación Médica de Entre Ríos.

La resolución en la que consta la adscripción de la esposa de Cañete, María José Correa, es la número 0235 del Consejo General de Educación.

María José Correa, la esposa de Cañete, muy ofendida asegura a través de las redes sociales que se trata de un “expediente privado”.

Sin embargo, se trata de un documento de carácter público, que involucra a empleados públicos y que lleva la firma de un funcionario público como Martín Muller, titular del CGE.

Llamativamente, de cuatro personas que aparecen en la resolución, solamente una mostró su descontento por la publicación, nada más ni nada menos que la esposa de Fernando Cañete.

Fuertes versiones aseguran que desde hacía tiempo la mujer estaría cobrando doble sueldo del Estado: uno como contratada del Iosper y otro por su cargo docente, desde el cual fue adscripta a la obra social.

Por la misma irregularidad pesa una denuncia penal sobre Claudio Moreyra, que habría cobrado dos sueldos del Estado provincial, uno como empleado del Iosper y otro como funcionario del Senado de la provincia.

Además, en Entre Ríos ya hay condenas por este delito, entre ellas una que recientemente salió a la luz: la de la ex senadora Elsa Ruiz Días, que fue condenada a devolver el dinero habido de manera irregular e inhabilitada de por vida para ejercer cargos públicos.

Ahora el comentario recae sobre la esposa de Cañete, y en el organismo se asegura fuertemente que percibiría doble sueldo del Estado provincial tanto por su cargo docente como por su empleo en el Iosper.

La mujer se mostró fuertemente indignada por la publicación del Portal de nuestro colega, de su adscripción, pero es necesario remarcar que este tipo de resoluciones son de carácter público.

Es más, las adscripciones se deben publicar en el Boletín Oficial de la provincia. En el caso de Correa, esto todavía no ocurrió, algo que no llama la atención debido a las significativas demoras de la publicación oficial de la provincial para dar a conocer a todos los entrerrianos los nombramientos, adscripciones y designaciones de aquellas personas que tienen vinculación con el poder, así como también las licitaciones, ampliaciones presupuestarias y otros actos de gobierno que generan polémica.

A pesar de ello, Correa se muestra ofendida y cuestiona la “autoridad moral” de este Portal para “ocuparse de mi situación laboral”.

Desde este medio no se habla acerca de la vida privada de Correa ni aspectos que hacen a su intimidad. Simplemente se la menciona como la esposa del titular de la obra social de todos los entrerrianos y como una empleada pública, en relación de dependencia con el Estado provincial, que fue adscripta al organismo que su esposo preside.

Más allá de las personas particulares involucradas en este caso, toda adscripción en la provincia debe ser publicada en el Boletín Oficial y es de carácter público.

A ello se agrega que debido a que uno de los nombres que contiene esta resolución es el de la esposa de un organismo público y fue adscripta justamente a ese organismo, en momentos muy delicados de esa institución, que además pone en peligro la salud de los entrerrianos, adquiere mayor relevancia.

Cabe recordar que cuando en este Portal se habla de los ministros como Rosario Romero, Marisa Paira, Sonia Velázquez, Juan José Bahillo, de legisladores, de jueces o de otro tipo de funcionarios, siempre se refiere a lo que tiene que ver con su función pública, nunca a su vida privada.

Teniendo en cuenta todo eso, el Portal de Ricardo David, sí se considera con la autoridad moral para dar a conocer todo documento que, por pertenecer al Estado provincial e involucrar a funcionarios y empleados públicos, es de interés de todos los entrerrianos que, con sus impuestos, pagan, por ejemplo, los sueldos de estos adscriptos. Más aún cuando este tipo de información pretende ser ocultada para no generar el lógico enojo de la ciudadanía.

El Estado provincial y los organismos que de él dependen son, como tales, patrimonio de todos los entrerrianos y no de las autoridades de turno, sean quiénes sean, que por el simple hecho de sentarse en el sillón de presidente no pueden hacer a su antojo ni manejar el dinero de las cajas discrecionalmente sea para contrataciones, compras o empleados.

En el caso del Iosper, es deber de la comisión fiscalizadora, que representa al gobernador y está integrada por Mario Imaz, Sergio Michelet y Mariano Giampaolo, el de velar por que todos los actos administrativos que allí se celebran estén dentro de un marco regular.

Ante el silencio cómplice de esta comisión frente a las numerosas irregularidades que se denuncian en la obra social, como medio de prensa tenemos el deber de informar a todos los entrerrianos acerca de aquello que otros pretenden callar.

En este caso, se publicó un documento de carácter público que es de por sí llamativo por la adscripción de la esposa del titular de un organismo a ese mismo organismo, de quien además se comenta que percibiría doble sueldo.

Si el hecho de que esto salga a la luz ofende a alguien, lo seguiremos haciendo.

Fuente: El portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios