La caída: Bordet terminará con mucha pena y sin nada de gloria su mandato

Difunde en las redes

The fall: Bordet will end his term in office with great pain and no glory.

Lo vapulearon. Le pintaron la cara. Le hicieron besar la lona. Lo bailaron. Le dieron una gran paliza electoral. Lo sacaron a pasear. Le ganaron por escándalo. Le llenaron la canasta. Se podría recurrir a múltiples expresiones. Pero la magnitud de la derrota hace que todas se queden cortas, y no expresen con todo el peso de la realidad la cachetada justamente de realismo que le dio el pueblo a la soberbia, a la falta de escucha, a la avivada chiquita, a la subestimación y a la tomada de pelo. La táctica de hacer la plancha y mirar para otro lado no siempre es infalible.

La derrota tiene un nombre, Gustavo y un apellido Bordet. El Mariscal de la Derrota. Es el responsable absoluto de una caída histórica por 21 puntos (decíamos que era un 8 a 2 y terminó siendo un 7 a 3, setenta por ciento lo votaron en contra) , como lo vaticinamos. Maneja diputados, senadores, la relación con la justicia, la billetera, (contrata, compra, vende, da las pautas, opina de las listas de candidatos, etc., etc). Tiene el poder omnímodo. Y erró en forma grosera. Daba un mensaje falso y exitista que quedó totalmente al descubierto. No pudo esquivar con artilugios y mentiras la bronca de los y las jubiladas, los maestros y maestras, los estatales, los 400.000 afiliados al Iosper, del sector de salud, los judiciales y los miles de militantes peronistas que le pagaron con la misma moneda.

Las diez verdades, la domesticación de la justicia, y en varios editoriales más los venimos anunciando en detalle, con datos, con números, con información real. Porque el único capital que tenemos es la verdad. Con la verdad precisamente no tememos ni ofendemos. Ella es la que nos protege de la difamación, de los juicios truchos y del descrédito. De la puñalada trapera. Ya anunciábamos con suficiente anticipación que la máquina de publicidad y márketing no podía tapar el sol con las manos. No podía disimular lo indisimulable. Eso era evidente, obvio, patente, manifiesto.

Esperamos que la justicia no sea sorda y escuche el veredicto contundente de las urnas. Que avancen las causas al ritmo que tengan que avanzar, sin interferencias ni dilaciones. Que los culpables paguen. Que la oposición que ganó en buena ley escuche el mensaje y no sea ni cómplice, ni autista ni timorata.

No podemos esperar cuatro años para saber si los muertos resucitaron para cobrar subsidios o si Lara ganó el Tribunal de Cuentas con un concurso trucho o no. Si se robaron o no se robaron el dinero de la pauta oficial o los dineros del IOSPER. Si se la llevaban o no se la llevaban en Vialidad. No podemos permanecer indiferentes ante el saqueo, la prebenda, el privilegio, el engaño sistemático. Como para muestra basta un botón, Rosario Romero, y Halle ((ex – intendente, que cobra más de 800,000) con la agencia de colocación de empleo en los tres poderes del Estado de la que son los Ceos) Bahl, Rodríguez Signes, Laura Stratta perdieron en sus mesas, no los valoran ni sus vecinos y vecinas. Son un lastre para el peronismo.

El operativo entrega ideado por Kueider (Jefe de campaña que hizo de Judas Iscariote) , la pasión de Enrique Cresto por una causa perdida y a quien lo hicieron entrar como un caballo, el nerviosismo de la Vice Gobernadora. Todo lo que anunciamos quedó sobradamente demostrado en éstas PASO. Le dedicamos cada editorial y ésta muy en especial con profundo respeto y admiración a los entrerrianos y entrerrianas que nos leen, que nos eligen, que sienten que somos interlocutores e intérpretes válidos de la realidad. Que no claudicamos. La vamos a defender a capa y espada, con la verdad, siempre.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios