mié. Jul 15th, 2020

La bajante del río Paraná llegó a valores récord y podría empeorar

Difunde en las redes

The downfall of the Paraná River reached record values ​​and could worsen.

Las escasas precipitaciones en toda la cuenca, de la mano de la variabilidad climática, agravan la situación actual del río. Estiman que pueda agudizarse en las próximas dos semanas.

Desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), vinculan el fenómeno de la bajante del río Paraná producto de las escasas precipitaciones registradas durante el año, como consecuencia de la alta variabilidad climática.

Desde hace un tiempo, la variabilidad climática (mapas comparativos entre los año 2016 y 2019) afecta cada vez más el normal desenvolvimiento de las diversas actividades, en especial las productivas. Producto de las escasas lluvias registradas durante el invierno y la primavera el río Paraná presenta una bajante récord, estiman que podría agudizarse en las próximas dos semanas.

“Durante el invierno y la primavera se registraron escasas precipitaciones en toda la cuenca del río Paraná, lo que causa una bajante extraordinaria que afecta el acceso y navegabilidad a las terminales portuarias”, aseguró Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación de Recursos Naturales (CIRN) del INTA.

Ante este contexto, advirtió que, a partir de información del Instituto Nacional del Agua (INA), se puede estimar que “la situación, ya compleja, podría agudizarse en las próximas dos semanas”. De todos modos, el especialista señaló que hay probabilidades de ocurrencia de precipitaciones en las nacientes del río Paraná, en el interior del Brasil en los próximos días.

También el director reconoció que el escurrimiento de las lluvias sobre el curso del río en nuestro territorio demora varias semanas y aún no se visualizan lluvias significativas en la cuenca del río Paraguay y del Iguazú que tiene un más rápido impacto en la altura y caudal del Paraná medio y bajo.

Según el pronóstico del INA hacia el 17 de diciembre para la cuenca del Paraná, estiman para el puerto de Corrientes una altura de 1,70 metros, un 42% menor a la media para noviembre, mientras que para Goya se calcula una altura de dos metros, un 49% menor al promedio.

A su vez, en Paraná, Entre Ríos, estiman una altura del río de 1,25 metros, un 38% menor a la media, mientras que, en Rosario, Santa Fe, la altura estimada es de 1,60 metros cuando la altura promedio para noviembre oscila los 3,32 metros, un 48 % menor que el promedio.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios