Grave incompatibilidad: Dos sueldos y 200 mil pesos del Estado

Difunde en las redes

Serious incompatibility: Two salaries and 200 thousand pesos from the State.

Claudio Moreyra, recientemente nombrado interventor en una dirección del Iosper, también es funcionario del Senado, aunque no se le conocen actividades, ante la indiferencia de Stratta y de las autoridades provinciales.

El recientemente designado interventor de la dirección de delegaciones del Iosper, Claudio Moreyra, cobraría dos sueldos del Estado provincial, según información que llegó a este Portal.

Por un lado, sería funcionario del Senado de Entre Ríos, donde percibe un salario de más de 123 mil pesos, y por el otro, cuenta con un sueldo del Iosper de casi 60 mil pesos.

Sin embargo, ahora con la designación como director en el instituto de obra social, su salario se disparará.

Resulta llamativo que un funcionario provincial se lleve más de 200 mil pesos del Estado con dos sueldos, pero más lo que la presidenta del Senado, Laura Stratta, y el titular del Iosper, Fernando Cañete, paguen esos sueldos sabiendo que el funcionario también cobra en otro lado. O que el gobernador Bordet pida que sea designado interventor en una dirección del Iosper una persona que incurre en incompatibilidades.

Esta información causa indignación porque, mientras docentes y trabajadores provinciales piden aumentos de sueldo y se argumenta que no hay plata, una persona de la que se desconoce lo que hace, se lleva más de 200 mil pesos, próximos a aumentar significativamente.

De este modo, el funcionario recientemente designado interventor de la dirección de delegaciones incurre en una grave incompatibilidad, fijada expresamente por la ley.

Es más, hay antecedentes de condenas por este hecho, como la que recibió la nuera de la ex senadora nacional Elsa Ruiz Díaz, Antonella Belluzzo, de Victoria.

Belluzzo cobraba en el Senado de la Nación y en el Copnaf, y fue investigada en una causa que llevó adelante el fiscal Malvasio.

En un juicio abreviado, en mayo de este año, acordó con el juez Ruhl devolver uno de sus sueldos, perdió el cargo en el Copnaf y fue inhabilitada de por vida para ocupar cargos públicos.

Sabiendo esto, no se entiende cómo desde el Senado se le sigue pagando a Moreyra un sueldo del Senado provincial, a pesar de que ya tiene un salario en el Iosper.

Es sumamente llamativa la indiferencia de parte de la presidenta del Senado, de las autoridades del Iosper y las de la provincia, como el gobernador Gustavo Bordet, que miran para otro lado.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios