mié. Sep 30th, 2020

Fuertes presiones sobre Scarione para otorgar la jubilación de privilegio anticipada a un legislador provincial

Difunde en las redes

Strong pressure on Scarione to grant the early retirement of privilege to a provincial legislator.

El hombre que ocupa escaños en la Legislatura desde 2007 quiere acceder al beneficio aunque no tiene la edad ni los aportes.

El flamante presidente de la Caja de Jubilaciones de Entre Ríos, Edgardo Scarione, sufre las fuertes presiones de un legislador provincial para que le otorgue la jubilación de privilegio.

El legislador sería nada más ni nada menos que presidente del bloque de Diputados del Frente Creer Entre Ríos, Juan Reynaldo Navarro, que entró a la Legislatura provincial en 2007 como senador y no salió más.

De este modo, en 2023 el oriundo de Tala cumplirá su cuarto período como legislador provincial, ya que de la Cámara Alta pasó a la Baja, en donde ya lleva tres mandatos.

Sin embargo, al legislador ya le habrían advertido que este es su último período en la Legislatura y le habrían dicho que se jubile de la política.

Por ello, Navarro ya habría tenido un encontronazo con quien recientemente abandonó la Caja, el contador Daniel Elías, que fue titular del organismo por más de 17 años, porque este no habría firmado la jubilación.

Hoy el sueldo nominal de un diputado supera los 360 mil pesos, a lo que se suman los contratos con los que cuenta cada legislador para asesores y demás.

Generalmente, cuando se retiran, los diputados dejan de cobrar el sueldo y acceden a la jubilación, pero siguen percibiendo los ingresos por los contratos, que raramente se bajan, sino que son considerados derechos adquiridos.

Esto es sabido en la Cámara y es lo que ocurrió por ejemplo con el actual ministro Juan José Bahillo y el titular del IAPV, Marcelo Bisogni, quienes, si bien dejaron de percibir el sueldo de legislador, mantienen los contratos de quienes llegaron con ellos a la Legislatura.

Nacido en 1963, en 2023 Navarro tendrá 60 años, por lo que le faltarán todavía dos para tener derecho a la jubilación, ya que no llega a los 30 años de servicio requeridos.

Navarro busca acceder a una jubilación de privilegio, pero desde la Caja le dicen que no tiene ni la edad ni los aportes necesarios, mientras que él asegura que sí.

Por ese motivo, el diputado ejerce una fuerte presión para poder acogerse al beneficio, y ya tuvo un duro encontronazo con Elías.

Según trascendió en los pasillos de la Caja, Navarro presionó fuertemente al ex presidente, quien se oponía a otorgarle la jubilación argumentando que no le correspondía.

Cuando parecía que el ex titular iba a dar el brazo a torcer, a Elías le pidieron que abandonara el cargo, sospechado e investigado por numerosas irregularidades, y la responsabilidad recayó sobre el contador Scarione.

No se sabe qué postura adoptará el flamante presidente de la Caja, que es muy cercano al gobernador Gustavo Bordet.

Más allá de esa buena relación, es sabido en la provincia que el mandatario no es de jugarse mucho por sus amigos, por lo que Scarione debe afrontar la decisión por su cuenta.

La Caja de Jubilaciones de la provincia está totalmente fundida y desfinanciada, y a la brevedad podría haber investigaciones y auditorías por los desmanejos que llevaron a esta situación, entre otros, las jubilaciones mal otorgadas.

En ese panorama, no se sabe si Scarione otorgará una jubilación de privilegio que no cuenta con los años mínimos de aportes como para computar, más allá de las presiones.

Navarro está próximo a cumplir su cuarto mandato en la Legislatura, donde ya lleva 13 años.

En la provincia ha habido funcionarios y legisladores que se jubilaron con menos de 10 años de aportes, tras su paso por la administración pública, por lo que Navarro busca acceder a un beneficio similar.

Actualmente, con un déficit muy profundo en la Caja, se habla de una reforma previsional que aumente la edad jubilatoria tanto en hombres como mujeres, porque con los aportes actuales no alcanza.

También se sabe que, con la excusa de la pandemia, las nuevas jubilaciones quedaron prácticamente suspendidas de hecho, ya que la realización de los trámites se hace sumamente engorrosa entre el pedido de turnos y las gestiones virtuales.

Por otra parte, la ley de Emergencia, sancionada a principios de julio en Entre Ríos, alcanza también los ingresos de los jubilados, con el fin de que la provincia pueda cumplir con los servicios, acreedores, proveedores y con el pago de haberes.

A pesar de la delicadísima actualidad de la Caja y de las arcas provinciales en general, Navarro buscará acogerse al beneficio, a pesar de que no cuenta ni con los aportes ni con la edad necesaria.

Es más, el legislador, que es uno de los grandes hacendados de la provincia, tiene en su contra una causa por enriquecimiento ilícito iniciada por el ex intendente de Tala, José Milciades Zuluaga, que llamativamente está trabada en el Ministerio Público Fiscal, para lo cual algunos afirman que fue crucial la amistad con Bordet y con la ministra Rosario Romero.

Más allá de eso, hoy Navarro presiona fuertemente a Scarione para que le otorgue la jubilación, algo que estuvo muy cercano a lograr con Elías, antes de que este abandonara la Caja.

El ex titular del organismo actualmente vive en el barrio privado de Nordelta, en donde cuenta con seguridad privada las 24 horas y otros lujos, a los que accedió tras más de 17 años como titular de una Caja de Jubilaciones que hoy está absolutamente fundida.

Además, Elías es un personaje famoso en las redes sociales, ya que suele aparecer junto a sus hijos en videos de Instagram y Tik Tok, bailando y haciendo todo tipo de monerías.

Desde hacía tiempo que el ex titular de la Caja no venía a Paraná, ya que se radicó en Buenos Aires junto a su familia, y por ello se demoró en firmar la solicitud del legislador que se autodefinió como poseedor de “dos pelotas más grandes que Casa de Gobierno” en una discusión con otro diputado.

Justo cuando Elías estaba por venir a Paraná para firmar la jubilación de Navarro, entre otras, se demoró, vino la pandemia, el cambio de titularidad en la Caja y la solicitud del legislador quedó pendiente.

Ahora hay que ver qué hace Scarione, el hombre de confianza de Bordet, con el pedido de jubilación de privilegio del legislador que va por su cuarto mandato en la Cámara.

Fuente: El Portal de Ricardo david.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios