mié. Sep 23rd, 2020

Fuerte versión: Rosario Romero sería la próxima procuradora general de la provincia

Difunde en las redes

Strong version: Rosario Romero would be the next attorney general of the province.

Suena en los pasillos de fiscalía y en el sector íntimo de la ministra, que sería la reemplazante de  Jorge García, que se jubilaría antes de fin de año.

Los coletazos tras la ruptura entre la ministra de Gobierno, Rosario Romero, y el jefe de la Policía de Entre Ríos, comisario Gustavo Maslein, no se hicieron esperar.

Hoy suenan fuertemente las versiones que indican que Romero sería la próxima procuradora general de la provincia, lugar que hoy ocupa el doctor Jorge García, quien ese acogería a la jubilación antes de fin de año.

La disputa entre Maslein y Romero fue muy grave, pero más grave aún fue que tomara estado público.

El quiebre tuvo una fuerte repercusión tanto dentro de la fuerza que la ministra conduce como en la Justicia, donde Romero tiene injerencia, y también fue largamente comentada en los pasillos de la Legislatura y en la ciudadanía en general.

El primer coletazo se vio este lunes en la reunión de gabinete que encabezó el gobernador Gustavo Bordet, en donde la ministra Romero fue excluida, no participó, y el gran protagonista fue justamente Maslein.

El comisario brindó para todo el gabinete un informe detallado de las actividades de la fuerza de seguridad en el fin de semana, principalmente en lo que respecta al combate del fuego en las islas.

Ese tipo de informes, hasta el momento, siempre lo transmitía al gabinete la ministra, ya que la Policía de Entre Ríos depende de ella, que, además, por su personalidad, solía imponerse en las reuniones.

Llamativamente, el gobierno provincial se encargó de difundir la lista de todos los ministros presentes, y puso énfasis en la participación de Maslein.

El parte oficial del gobierno destacaba la presencia de los ministros de Producción, Juan José Bahillo; de Economía, Hugo Ballay; de Salud, Sonia Velázquez; de Desarrollo Social, Marisa Paira; y de Planeamiento, Marcelo Richard. Acerca de Romero no se dijo nada.

Es más, luego de que esto fuera publicado por este Portal, la ministra salió a decir que está en aislamiento preventivo, ya que afirmó que tuvo contacto estrecho con una persona con coronavirus.

Llamativamente, el gobierno provincial no explicó los motivos de la ausencia de la ministra, que suele tener presencia activa en las redes sociales pero ayer se mantuvo en silencio, sobre todo en lo referente a la reunión de gabinete.

Es difícil creer que se trate de una casualidad, ya que inmediatamente después de que tomara estado público el quiebre entre Romero y Maslein, la ministra no estuvo en la reunión de gabinete y el gran protagonista fue el comisario.

En esta ruptura, el fuerte respaldo del gobernador y del gobierno provincial va claramente para el jefe de la policía.

Es por ello que las especulaciones son varias: algunos sostienen que Romero tiene los días contados en el gobierno provincial, mientras que otros afirman que la exclusión de la reunión fue una forma de pararle el carro a la ministra, un tirón de orejas.

Lo concreto es que en el quiebre con Maslein, ningún miembro del gabinete provincial estuvo del lado de la ministra.

El futuro de Romero en un momento se veía en la legislatura nacional. Se especulaba que la ministra podría ser candidata a diputada nacional en 2021, con el concordiense Armando Gay como primer candidato, reemplazando a la también concordiense Mayda Cresto, que termina su mandato el año próximo.

El segundo lugar en la lista sería para Paraná y para Rosario Romero, que es una de las más fuertes aliadas del intendente de la capital provincial, Adán Bahl, tanto en lo político como en lo institucional.

El sector de Romero es uno de los que ocupa más lugares importantes de poder en el municipio de Paraná, y hasta su hijo integra el gabinete.

Por ello, si la ministra iba como candidata a diputada, desde la provincia forzaban al intendente Bahl a trabajar por la lista oficialista en Paraná, y sería sindicado como el responsable ante una posible derrota legislativa el año que viene.

Por los números que hoy se manejan, el gobierno provincial ya sabe que está muy complicado para las elecciones de medio término, por lo que ya están buscando a quién responsabilizar por el fracaso electoral que se ve venir.

La candidatura a la diputación nacional era la salida que el gobernador Bordet encontró para la ministra Romero, algo que desde hace tiempo pretende y que hasta le pidió el presidente de la nación, Alberto Fernández.

Sin embargo, el encontronazo con Maslein precipitó todo y hoy suena fuertemente la versión de que Romero sería la próxima procuradora general de la provincia.

No se sabe si la versión la lanzó el propio sector de Romero o si proviene del gobierno provincial pero ya suena fuertemente en los pasillos de fiscalía y en el sector íntimo de la ministra.

El actual procurador general de la provincia, Jorge García, hasta aquí ha sido un aliado de ella y no se descarta que políticamente ese lugar quede para el sector que en su momento llevó a García.

El procurador viene desde hace tiempo asegurando que se va a jubilar, algo que finalmente haría a fines de este año, dejando lugar a Romero.

Esta versión no es para nada descabellada. El primer paso se dio este lunes cuando la ministra de Gobierno fue excluida de la reunión de gabinete provincial y, en la pelea con un subordinado suyo, fue este último quien recibió el apoyo.

Lo llamativo es que recién horas después de que se concretara el encuentro Romero salió a decir que ella estaba en aislamiento por posible coronavirus, y ni siquiera en las redes sociales habló al respecto previamente.

La salida de Romero del gobierno provincial estaría al caer y la procuración general de la provincia sería su próximo destino.

Fuente: el Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios