Falleció el histórico dirigente Juan De Gregorio, víctima de la corrupción en el Iosper

Difunde en las redes

The historic leader Juan De Gregorio, a victim of corruption in Iosper, died.

La obra social fue condenada por la justicia en dos oportunidades a brindar las prestaciones necesarias al afiliado, pero las millonarias autoridades se negaron por “falta de fondos”.

Este martes falleció Juan Degregorio, histórico dirigente justicialista y deportivo de la ciudad de Paraná. Desde este Portal compartimos el profundo pesar y enviamos nuestro más sentido pésame a familiares y amigos.

Su deceso se lamenta no solo porque era una persona muy quería tanto en el ámbito de la política como en el del deporte, sino también porque podría decirse que es producto de la desidia y la corrupción en el Estado entrerriano.

El ex presidente del Club de Pescadores acarreaba desde hace tiempo una importante afección en su salud, pero las prestaciones le fueron negada por parte de la obra social, el Iosper.

El argumento de parte de las autoridades para no brindar la cobertura que su caso requería era la falta de fondos, algo que resulta irrisorio ya que el organismo no tiene inconvenientes para pagarles dobles sueldos a sus funcionarios o abrir agencias de colocación en los barrios de la ciudad.

Por ello genera bronca e indignación que la obra social que compulsivamente le descuenta los aportes a los afiliados, cuando estos recurren a ella, argumenta no tener fondos, algo que se da con una frecuencia lamentable.

Degregorio había recurrido a la Justicia, que tanto en primera como en segunda instancia condenó al Iosper a que “autorice y se haga cargo de la cobertura total y sin pago de coseguros ni reintegros, de TAVI para reemplazo valvular aórtico, dentro del término de 48 horas de notificado”.

A pesar de la sentencia ratificada por el Superior Tribunal de Justicia, el Iosper se negó a cubrir la prestación y, más grave aún, acusó a Degregorio de provocar el déficit de la obra social, al afirmar que “este proceder pone en serio riesgo al sistema de la obra social”.

Con el fallecimiento de Degregorio crece el malestar entre quienes conocen que el déficit del organismo se da por la desidia, la mala administración y la corrupción que reina en la obra social de la provincia, ante lo cual el gobernador Gustavo Bordet se mantiene impasible.

Los funcionarios de la obra social son multimillonarios, gozan de dobles sueldos y de todos los beneficios, pero a costa de la salud de todos los entrerrianos, principalmente de quienes, cuando deben recurrir al Iosper encuentran las puertas cerradas.

La corrupción también mata.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios