Está confirmado el primer caso de Leishmaniasis visceral humana en Entre Ríos

Difunde en las redes

The first case of human visceral leishmaniasis in Entre Ríos is confirmed.

La enfermedad es producida por un parásito que se aloja en los perros y es transmitida por la picadura de un flebótomo, un insecto similar a un mosquito que se alimenta de sangre.

Desde Área vigilancia de Epidemiologia de Salud provincial confirmaron que se registró el primer caso de leishmaniasis visceral humana, en una mujer de Concordia. Los análisis posteriores realizados la semana pasada en el Hospital San Martín, en Paraná, ratificaron el diagnóstico.

Este martes llegará a Concordia un equipo de Zoonosis del Ministerio de Salud para apoyar las tareas de bloqueo, según adelantó el director de Epidemiología de la Provincia, Diego Garcilazo.

La enfermedad es producida por un parásito que se aloja en los perros y es transmitida por la picadura de un flebótomo, un insecto similar a un mosquito que se alimenta de sangre.

En Salto, 2 casos.

En la región, el primer caso de leishmaniasis visceral humana se dio en un niño de cuatro años, en diciembre de 2018, y al año siguiente en una mujer. El Ministerio de Salud Publica puso en marcha de inmediato un protocolo para la atención sanitaria que al parecer tuvo bastante éxito ya que no se han producido nuevas infectaciones en humanos.
Veterinarios de Salto alertaron al Ministerio de Salud Pública del Uruguay que la leishmaniasis es fatal para los perros. Lo mismo sucedió en Concordia, donde varios profesionales veterinarios detectaron la enfermedad hace ya tiempo y consideraron que los perros infectados debían ser sacrificados.

La enfermedad llega al organismo a través de perros infectados que tienen a unos insectos voladores, los flebótomos, como vector del mal. En los humanos si no es tratada tienen una mortalidad probable del 90%. “El principal síntoma de la forma clásica es fiebre prolongada por más de 15 días, anemia. Sangrado de nariz, encías, adelgazamiento con vientre abultado (agrandamiento de hígado y bazo), debilidad y muerte”, describió la epidemióloga en una publicación sobre la problemática.

Como se explicó, la leishmaniasis es transmitida a los seres humanos por la picadura de distintas especies de flebótomos. Son insectos que “no son ni moscas ni mosquitos”, explicó la médica veterinaria, son muy parecidos pero son flebótomos, que tienen la característica de reproducirse en materia orgánica y se alimentan también de sangre.

“En Paraná no tenemos el flebótomo que transmite la leishmaniasis visceral. Sí se ha capturado en la zona de Villa Urquiza la que transmite la leishmaniasis cutánea. Y en Chajarí y Concordia está confirmado la presencia del flebótomo que transmite la leishmaniasis visceral», aclaró.

La forma de prevenir, se indicó, es que las autoridades sanitarias mantengan actualizado el diagnostico epidemiológico para conocer la situación respecto al vector y perros infectados. En el caso de los canes la enfermedad es de denuncia obligatoria y se recomienda la tenencia responsable, prestando atención a su origen. En el caso de los flebótomos, se evita limpiando los patios y hogares de acumulación de la materia orgánica. “Si hay gallineros, rotación de la ubicación de los mismos y mantenimiento frecuente. Alejar cuchas de las ventanas de los dormitorios y uso de telas mosquiteras”, detalló Saavedra.

Fuente: Elentreríos.

Difunde en las redes

Comentarios

comentarios