Entre Ríos es la tercera provincia más pobre del país: la principal causa es la corrupción

Difunde en las redes

Entre Ríos is the third poorest province in the country: the main cause is corruption.

Cada vez hay más entrerrianos pobres, mientras hay cada vez más funcionarios, parientes y amigos ricos.

Según un nuevo ranking de pobreza publicado días atrás por el INDEC, Entre Ríos es la tercera provincia más pobre del país, con un porcentaje que llega al 49,5%.

El informe presentado plantea que en el Gran Paraná la pobreza en el segundo semestre de 2020 alcanzó el 40,9%, confirmando un índice que viene subiendo desde el año pasado. En el primer semestre de 2020, el número ascendía al 30%, pasó al 36,3% en la primera etapa de la pandemia y ahora continúa creciendo.

De acuerdo con esta medición, unos 115 mil habitantes de la región no alcanzan a cubrir la canasta básica total, en la que se basa el INDEC para medir los índices de pobreza.

Concordia se mantiene como la ciudad más pobre del país, con el 49,5% de pobreza en el segundo semestre de 2020, lo que equivale a casi 80 mil concordienses que no pueden afrontar la canasta básica.

El dato se mantiene invariable en la ciudad de la que fue intendente durante ocho años, entre 2007 y 2015, el actual gobernador de la provincia, al igual que su predecesor y quien lo precedió a él.

El índice de pobreza de Entre Ríos no es un dato menor no solo por el grave flagelo que sufre la población, sino también porque es una provincia que tiene un gobierno peronista y gobernada por justicialistas en los últimos 20 años, a pesar de lo cual las banderas de la justicia social no se ven representadas por los mandatarios actuales.

Otro hecho significativo es que las tres provincias más pobres son aquellas en las que las denuncias por corrupción son una permanente.

En Entre Ríos sobran los ejemplos.

El más reciente escándalo fue el del vacunatorio vip, mediante el cual funcionarios y sus amigos y parientes se vacunaron antes que el personal de salud y las personas de riesgo.

El listado que contiene los nombres se mantiene impune y descaradamente en secreto por parte del gobierno provincial, que ya anunció que no lo dará a conocer, a pesar de que una resolución nacional lo exige por tratarse de información que debe ser de carácter público.

Este repudiable escándalo se produjo cuando los entrerrianos estaban intentando recuperarse del estupor que causó la demanda ante los Estados Unidos por el incumplimiento del pago de la deuda de 500 millones de dólares.

Los entrerrianos se desayunaron de que debían pagar con sus impuestos por esta deuda solamente cuando la provincia fue demandada por no pagar un vencimiento de intereses de más de 22 millones de dólares.

Hasta ese entonces, nadie sabía que en 2017 el equipo económico de Bordet y del ministro de Economía Hugo Ballay había proyectado endeudarse por 500 millones de dólares, algo que diputados y senadores provinciales aprobaron sin mayores miramientos.

La descomunal cifra, que en pesos al cambio actual ronda los 84 mil millones, fue mantenida escondida, al punto tal que no se conocen inversiones que se hayan realizado con esos fondos, y se supo de la deuda porque la provincia entró en default.

Pero la corrupción no solo se da en esos casos sumamente graves e indignantes. Pequeños hechos de corrupción se registran y se suceden día a día en la provincia que sigue ocultando la cantidad  quiénes son los funcionarios que componen el gobierno.

Sin cifras oficiales, se estima que son unos 1300 los funcionarios que no solo gozan de altísimos sueldos, sino también de viáticos, gastos reservados, alquileres pagos y todo tipo de beneficios.

Son millones de pesos que el gobierno entrerriano gasta en mantener a una amplia casta política, aunque a una gran mayoría se le desconocen funciones y ni siquiera los ven por las oficinas, a pesar de la vida de lujos que se pueden permitir gracias a sus cargos en el Estado.

Otros hechos de corrupción se denuncian diariamente en el IOSPER, cuyos afiliados ven los descuentos pero no tienen cobertura de la obra social; el IAFAS, que debería destinar fondos a la ayuda social pero en realidad conforma una corporación con los multimillonarios empresarios del juego; Vialidad provincial, que tiene un multimillonario presupuesto pero no se vuelca en obras que mejoren el paupérrimo estado de las rutas entrerrianas.

En Entre Ríos, las designaciones, los gastos, las incompatibilidades e irregularidades se suceden con una preocupante impunidad, con la compañía, el aval y la complicidad de un Poder Judicial que mira para otro lado ante las denuncias.

La contracara son las familias enteras que tienen que revolver la basura para poder comer, una imagen que lamentablemente se ve cada vez con más frecuencia y en cualquier horario del día, mientras por otra parte hay familias enteras que viven lujosamente gracias a las prebendas del Estado.

El contraste a las oficinas de lujo, a los millones de pesos que se gastan para pintar una pared en Casa de Gobierno son las escuelas que se caen literalmente a pedazos, que no tienen agua potable ni bancos ni ventanas, que se inundan cuando llueve, cuyos comedores sufren recortes indignantes, que tienen maestros y docentes que también tienen sueldos por debajo de la línea de pobreza y a los que el gobierno provincial les hace insultantes propuestas salariales, con la venia de la dirigencia gremial.

Con casi el 50% de los entrerrianos por debajo de la línea de pobreza, las presiones aumentan sobre el sector privado, que debe pagar impuestos cada vez más caros y tarifas cada vez más altas, pero no se achican los gastos de un Estado muy generoso con los funcionarios y sus parientes y amigos, pero muy mezquino y miserable con los vecinos de a pie.

El resultado del descarado saqueo a los fondos públicos que realiza el gobierno y sus funcionarios es la pobreza, el hambre, la miseria.

No hay que realizar profundos análisis para saber por qué cada día hay más entrerrianos pobres y cada vez más pobres: la causa es la corrupción.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios