Elevar la edad jubilatoria de Policías, Docentes y Mujeres, y un aumento entre un 4 y 8% más de aportes, el ajuste a los trabajadores que planea el Gobierno

Difunde en las redes

Nota publicada por el Portal de Ricardo David el 12 de Febrero del 2020.

La gestión de Bordet va a pasar a la historia entrerriana por el impuestazo en la peor crisis económica, también será recordado por las violaciones de los derechos jubilatorios, a la paralización de los trámites por un año, el aumento de la edad que afectara a tres marcados sectores se le suma una nueva, mayores porcentajes de los haberes destinados a solventar el déficit.

Este lunes el gobernador Gustavo Bordet reunión a los intendentes justicialistas y les pintó un panorama desolador para la Provincia. Día a día se agranda el déficit y no sabe cómo pararlo fue la síntesis del encuentro.

En otras palabras, se sinceró.

Los trabajadores de la Provincia enfrentan sus peores horas, a los magros sueldos que no llegan a cubrir sus necesidades mensuales, se suma un plan de ajuste terrible que planea implementar el gobernador Gustavo Bordet.

El primer batacazo que sufrieron los estatales fueron las paritarias, mas allá de la comunicación oficial del propio Gobierno, los haberes no se condijeron en nada con los índices inflacionarios del 2019.

Todos los sueldos fueron comidos por la inflación.

La lamentable situación no quedó allí, a partir de diciembre, los activos y pasivos estatales nuevamente sufrieron el embiste de un gobierno que no ha sabido administrar y que en épocas de orden prefirió malgastar en viáticos, gastos de representación, viajes al exterior para funcionarios e incrementar descomunalmente la nómina de autoridades.

Los estatales comenzaron a percibir los haberes fuera de cualquier previsión del cronograma de pagos, llego febrero y la cosa se agravó, y terminaran de cobrar el día 17.

Febrero del 2020 también fue protagonista de la implementación de un terrible suba de impuestos, nuevamente son los contribuyentes deben cargar con los costos de una fiesta descomunal en gastos de los funcionarios que no cesan.

Primero fue el inmobiliario, con aumentos superiores al 50% y que incluso llegan al 80% y que tiene como únicos beneficiados son los funcionarios, la paralización de obras y servicios de la Provincia así lo indica.

La conclusión no puede ser otra: el Gobierno de Bordet pasara a la historia por el impuestazo en una de las peores crisis que sufrió la provincia.

Y es que los bolsillos de los entrerrianos no dan más, los sueldos han caído notablemente, tanto que no se llega a cubrir las necesidades elementales, a esto hay que adicionarle como ha decrecido el empleo privado y la pequeña y mediana producción, existen informes que así lo indican.

Sin embargo, a pesar de estas bajas, el gobierno provincial, ejerce una presión tributaria descomunal, provocando que el sector se hunda aún más.

Como contraste, no solo ha subido el empleo público en 3.5% sino que el gobierno no ha cesado ni cesa de designar funcionarios creciendo exponencialmente la planta de cargos y funcionarios.

Funcionarios provinciales que en nada sufren la crisis, a fines del 2019 Bordet les elevó sus sueldos entre un 40 y 50%, asimismo, en el caso de que alquilen en la capital entrerriana es el Estado quien se hace cargo, también el erario público los beneficia si quieren viajar al exterior, estudiar un posgrado o carrera de grado, el combustible diario, el seguro, le dispone de autos oficiales y choferes y hasta carga con los daños y perjuicios si estos provocan un accidente.

Ejemplos hay sobrados y este Portal viene dando cuenta de los mismos.

Tenemos un Estado que también se hace cargo de la pasividad de privilegio de ex funcionarios que en un breve tiempo por la administración publica y aportando unos años acceden a las máximas jubilaciones de la Provincia.

Asimismo tenemos un Estado que destina 800 mil pesos mensuales en contrataciones a diputados oficialistas, monto sin tener en cuenta el sueldo el cual oscila en los 300 mil también por mes.

A pesar de estos notorios y suculentos beneficios cuya orden es no ajustar, el Gobierno ataca a los sectores más castigados por la crisis.

En diciembre del 2019 este Portal daba cuenta de que el hilo se cortaría por lo más delgado y que Bordet también embestiría contra los trabajadores, sus propios trabajadores, los estatales.

Finalmente así ocurrió, ya varios legisladores del oficialismo se han manifestado al respecto y el anuncio oficial se hará en la Asamblea Legislativa cuando Bordet confirme que reformara el sistema previsional de la provincia.

Un ajuste contra derechos adquiridos que incluirá la paralización de los tramites jubilatorios por el plazo de un año como también la elevación de la edad jubilatoria.

Este martes se conocieron novedades de esta sumamente perjudicial reforma previsional del gobierno provincial.

La elevación de la edad jubilatorio afectara a tres sectores importantes de la Provincia: Policías, Docentes y mujeres, los dos primeros incluidos en el régimen de jubilaciones especiales y las mujeres comprendidas en el régimen de jubilaciones ordinarias.

Para todos los casos la edad se elevará a los 62 años.

La reforma de Bordet no queda allí, una nueva medida también se conoció este martes, la cual, junto con las anteriores seguramente provocaran un escándalo sin magnitud en toda la provincia.

También anunciara en la Asamblea Legislativa, aunque seguro de manera solapada, que se incrementaran los montos de aportes que les descuentan obligatoriamente a los estatales para solventar el sistema previsional.

Actualmente dicha contribución por parte de los estatales es de un 18% de sus haberes, los cuales también incluyen las complementarias que se abonan.

El plan ya está diagramado aunque aún el Gobierno tiene dudas sobre en cuanto elevara aquel porcentaje, se habla de entre un 4 y un 8% más.

Es decir, a partir de la sanción de la reforma previsional a los trabajadores del Estado se les descontara automáticamente entre un 22  o un 26% más de sus haberes mensuales.

Así las cosas, el gobierno de Bordet no solo va pasar a la historia por el terrible impuestazo, sino también por la merma y el embiste de todos los derechos que hasta ahora tienen los trabajadores en el sistema previsional entrerriano.

Mientras tanto, la fiesta sigue en la administración provincial, y son los estatales, ante la total pasividad de los gremios, quienes por decisión del gobernador deberán afrontar los costos del festejo descomunal.

Fuente: el Portal de Ricardo David.

 


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios