El intendente Bahl tendrá que revisar la situación ante una denuncia de que el municipio pagó tres veces más por la realización de 10 pozos de agua

Difunde en las redes

The mayor Bahl will have to review the situation due to a complaint that the municipality paid three times more for the construction of 10 water wells.

Cada perforación cuesta alrededor de 1 millón de pesos, pero la ciudad pagó 4,8 millones cada uno, ya que el privado al que se le adjudicó la obra la habría subcontratado, elevando enormemente los costos.

Vecinos de Paraná se comunicaron con este Portal para denunciar que el municipio pagó tres veces más de lo debido por la perforación de 10 pozos de agua en diferentes barrios de la ciudad.

Según comentan, cada pozo tiene un costo de aproximadamente 1 millón de pesos, exagerando el número, pero el municipio habría pagado cada uno más de 4,8 millones, situación que el intendente Adán Bahl deberá revisar.

Se trata de 10 pozos destinados a proveer de agua potable a diferentes barrios de la ciudad para lo cual el municipio recurrió al gobierno nacional, que a través del del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA) financió las obras.

En un primer momento, se llamó a licitación, para la cual se presentaron las empresas fueron Cemyc SRL; Norvial Servicios SA; y Paraná Medio Máquinas y Servicios SA, sin embargo, según comentan los trabajadores, finalmente el otorgamiento habría sido mediante un cotejo de precios, por la falta de tiempo.

El municipio había anticipado que los tiempos apremiaban, para evitar que se produjeran faltantes de agua durante el verano, teniendo en cuenta también la histórica bajante del Río Paraná.

La obra comprendía la construcción de un pozo semisurgente en ruta provincial N 11, avenida de las Américas Kilómetro 5 y ½; otros dos en la intersección de calles gobernador Mihura y María Wybert, correspondiente al centro de distribución Parque del Lago; un pozo semisurgente en el barrio Paraná V, en calle Artigas y Santos Domínguez; y otro en la intersección de calles Lola Mora y Alfonsina Storni, donde se encuentra el centro distribuidor de agua potable Lola Mora del barrio Lomas del Mirador.

Finalmente la obra se otorgó a la empresa Cemyc, a través de la Subsecretaría de Obras Sanitarias de la Municipalidad.

Según comentan los trabajadores municipales, Cemyc no se dedicaría particularmente a la perforación de pozos de agua, por lo que habría subcontratado la obra.

De acuerdo con los comentarios, la persona contratada para realizar las perforaciones sería un especialista en el tema, que se llamaría Pablo Frávega.

Sin embargo, denuncian que la subcontratación de los trabajos terminó saliéndole muy cara al municipio, que encargó la obra a Cemyc.

Según afirman quienes se comunicaron con este Portal y los trabajadores municipales, una perforación de estas tiene un costo de alrededor de un millón de pesos, mientras que el municipio pagó más de 4,800 millones cada uno.

Por el total de la obra, el ENOHSA habría financiado al municipio en 48 millones de pesos, un monto muy superior al que se requiere, según los comentarios que llegaron a este Portal.

Esto generó un gran revuelo entre los trabajadores y los vecinos, a quienes llamó la atención que se cayera la licitación lanzada en un primer momento y que la obra se terminara otorgando por un cotejo de precios a un privado que no se especializa en el tema.

A raíz de ello, la obra se habría subcontratado y el municipio terminó pagando hasta tres veces más.

El intendente Adán Bahl deberá revisar la situación y determinar qué ocurrió para que la obra, para la cual la Subsecretaría de Obras Sanitarias realizó el presupuesto oficial, terminó costando el triple de lo que debería.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios