El gobierno provincial dio la orden de no dar a conocer los recibos de sueldo de los estatales

Difunde en las redes

The provincial government gave the order not to disclose the pay receipts of the state.

Gran malestar en el sector público porque se hicieron fuertes ajustes pero nadie sabe con exactitud cuál es el concepto que se descontó.

Los trabajadores de la administración pública provincial comenzaron por estos días a percibir sus haberes del mes de abril, como se había anticipado, con grandes descuentos.

Sin embargo, lo llamativo es que no pueden acceder a los recibos de sueldo, porque la provincia habría dado la orden de no difundirlos.

De este modo, los trabajadores sufrieron graves descuentos, pero no pueden acceder al comprobante que especifica exactamente cuál es el concepto que fue recortado.

Desde principios de marzo, la orden del gobierno provincial fue la de dar de baja todas las horas extra, algo que repercute enormemente en los bolsillos de los empleados públicos, ya que en muchos casos las necesitan para llegar a fin de mes.

Además, esta es una manera que utiliza el gobierno provincial para “negrear” a sus trabajadores, ya que en lugar de aumentar el sueldo propiamente dicho, con todas las cargas sociales correspondientes, se aplican las horas extra.

Este plus es necesario para muchos para tener ingresos mensuales que superen la línea de pobreza, aunque sus salarios propiamente dichos se encuentren por debajo de este indicador.

Ahora, los trabajadores estatales de las categorías más bajas comenzaron a percibir sus salarios con descuentos, pero no pueden acceder al recibo de sueldo en el que se especifica concretamente cuál es el concepto que sufrió la merma.

Si bien lo que se hablaba que se descontaría son las horas extra, ahora no queda claro cuál es el ítem que sufrió la reducción y temen que se haya aplicado también en otros conceptos.

Para peor, no se conoce hasta el momento que los funcionarios políticos estén a la par de estos descuentos en sus exorbitantes salarios.

Que se sepa, hasta la fecha, no se les ha aplicado ninguna reducción, más allá del anuncio del gobernador de descontar el 50%, porque hasta el momento la provincia no dio a conocer un número exacto del aporte realizado al fondo solidario creado por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, los recortes a los trabajadores no tienen nada que ver con la grave crisis sanitaria, sino que responden a la seria dificultad del gobierno provincial para hacer frente a sus compromisos.

Las arcas públicas están en rojo y la provincia no pudo dar el cronograma de pagos completo porque no tiene plata para pagar los sueldos.

Lo mismo ya ocurrió el mes pasado, cuando la provincia pagó hasta 100 mil pesos y luego se quedó sin fondos y pudo terminar de pagar recién en los últimos días del mes.

En este caso, el 9 de mayo se acreditarán hasta 75 mil pesos para quienes perciben más que ese monto, y se desconoce cuándo se abonará el resto.

A pesar de las serias dificultades económicas que atraviesa la provincia, el recorte no se hace sobre los salarios más altos de los más de mil funcionarios políticos que se han designado a mansalva durante la gestión de Bordet, sino que el ajuste recae sobre los bolsillos de los trabajadores más humildes.

Entre algunas de las áreas afectadas se encuentran los mozos de Casa de Gobierno, que al igual que los legisladores y funcionarios cumplen horarios atípicos, aunque el ajuste cayó sobre ellos y no sobre las altas autoridades.

También sufrieron recortes trabajadores del área de comunicación, educación, Desarrollo Social, y la mayoría de las áreas de la administración pública provincial.

El ajuste es generalizado entre los empleados, pero no toca al enorme plantel de funcionarios con que cuenta la provincia, que integran ese 9% del total de la administración pública que se lleva la mayor parte de la torta que se reparte en salarios.

Lo más preocupante es que los trabajadores afectados no tienen acceso a sus recibos de sueldo, para poder saber exactamente sobre qué conceptos se hicieron los descuentos.

Los más altos funcionarios, legisladores y demás, en tanto, desde sus casas, tarde o temprano, percibirán sus haberes en su totalidad, gracias a los descuentos que se hicieron sobre los miserables sueldos del 90% de los trabajadores que luchan para llegar a fin de mes.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios