El Fiscal destratta las Leyes

Difunde en las redes

The Prosecutor unravels the Laws.

Si hay una ley que es clara, es el CÓDIGO PENAL. Una de las leyes más claritas que rigen la vida de los argentinos.

El Código Penal de la Nación, indica lo que es delito. Es decir, si hay algo que está prohibido NO SE PUEDE HACER, seas presidente, vicepresidente, gobernador o vice, ministra o secretaria de estado. Lo que está prohibido es prohibido para todos.

A los delitos, como todos sabemos, los debe investigar la justicia, la Fiscalía.
Hace tiempo que en este Portal venimos denunciando irregularidades, y hemos contado que en el Ministerio de Desarrollo Social, durante los años 2016 a 2019 se otorgaron un sinnúmero de subsidios, los que fueron concedidos por MARÍA LAURA STRATTA, ex ministra de Desarrollo Social, hoy Vicegobernadora.

Recibimos y reprodujimos mucha información referida a este tema.

Lo cierto es que a la fecha no se ha dado información de donde están o a donde fueron a parar los casi DIEZ MILLONES de pesos que la ex ministra, hoy vicegobernadora Stratta disponía en marzo de 2019 –autorizados por los Decretos 516 y 517 publicados en el boletín oficial el 04/07/2019– para otorgarlos con su sola firma a personas no jurídicas con el objeto de atender las necesidades mínimas y básicas, originadas por la escasez de recursos económicos, los cuales permitirán enfrentar situaciones coyunturales referidas a requerimientos familiares elementales derivados de problemas de salud y/o para gastos de subsistencia en general, como así también que posibiliten la adquisición de materias primas, herramientas e insumos de trabajo, con la previa intervención de la contadora delegada de la Contaduría General de la Provincia, y para el otorgamiento de “Aportes directos a personas humanas”, durante el ejercicio presupuestario 2019, y con cargo de rendir cuenta ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia. Es decir, a hoy, 23 de septiembre de 2021 los entrerrianos desconocemos que se hizo con la plata ni quiénes fueron los beneficiarios.Llamativamente, los decretos 516 y 517 tienen fecha 26 de marzo, y recién fueron publicados el 4 de julio, luego de las elecciones a gobernador que fueron el 8 de junio de ese año, cuando la ministra Stratta fue electa vicegobernadora.

Resulta que, como lo hemos informado aquí, aparecieron como titulares de esos subsidios personas fallecidas, personas que dijeron que nunca pidieron los subsidios, otras que los pidieron pero que nunca pudieron cobrarlos porque no sabían que habían “sido beneficiados”. Hasta una reina de belleza estaba en la lista!!!!

Tampoco conocemos la nómina de beneficiados ni los criterios de selección, es decir quienes fueron –lista con nombre, apellido y DNI– y por qué ellos y no otros.
Esta nómina debería ser pública, no solo por la transparencia de la que se jacta el gobierno de Bordet, o porque la ley de información pública lo exige, sino porque la única forma que tienen las personas que figuran como beneficiarias y no lo fueron de enterarse que su nombre está allí, y que pueden tener conflictos penales, es si conocen que su nombre está en la lista.

Hay que recordar que muchos de los que llamaron a Stratta o que denunciaron a este Portal la irregularidad, se enteraron ante la intimación del tribunal de cuentas. No sería raro que aparecieran más personas que aparecen como que cobraron y no recibieron nada.

Lo que también es cierto, es que en muchos de los subsidios irregulares, aparece que un colaborador estrecho de la ex ministra cobró los cheques de los subsidios. Los cheques estaban endosados y fueron cobrados “en procuración” por Oñativia.
Oñativia está siendo sumariado. Aún no hay nada en la justicia penal, nadie investigó y nadie denunció el posible delito.
Las unidades fiscales tampoco han iniciado de oficio investigación alguna, a pesar de que el código penal es clarito.

El Ruso Allende mientras tanto se revuelca en su furia. Él no logra que acepten un abreviado para no ir en cana. Un abreviado en el que no solo se compromete a devolver la plata que no pudo explicar, sino que intenta quedar con condena condicional.

Oñativia no es investigado, a Stratta nadie la investiga –no solo por la responsabilidad que le podría caber por sus hechos sino por los de Oñativia, su dependiente– y Rodriguez Signes dice que se está «en etapa de recolección de pruebas», y que de surgir elementos, se hará la denuncia en la Justicia.

Es cierto que son dos cosas distintas, como dice el poderoso fiscal de estado. Una cuestión es la disciplinaria y otra es la acción penal. Lo que no aclara el hábil declarante, es que quien debe recolectar pruebas e iniciar investigación ante el indicio de delito es la Fiscalía, pero el Ministerio Público Fiscal, órgano de la justicia y no la Fiscalía de Estado que pertenece al ejecutivo.

Mientras, el titular del Tribunal de Cuentas, organismo que ejerce la auditoría de la administración pública, con ajuste a los principios de eficiencia y eficacia, no demuestra ni una ni la otra. No se conoce ninguna investigación administrativa o resolución que se haya dictado. Hasta ahora, solo intimó a algunos para que rindieran lo recibido aunque nunca habían accedido a su cobro.

Llama la atención también que los cheques se libren NO A LA ORDEN, es decir que mediante endoso los pueda cobrar el portador. Se supone que son cheques que recibirían personas sin recursos, para subsistencia, remedios, o para adquirir herramientas para trabajar y ganarse el pan. El ministerio debería haber tenido los cuidados de que la plata llegue a quien realmente la necesitaba.

Pero los sucesos inexplicables siguen: la vicegobernadora Laura Stratta presentó ante el fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes, una denuncia en donde dice que “tomó conocimiento de reclamos efectuados por particulares, que si bien habían iniciado trámites para obtener subsidios, indicaban no haber recibido el beneficio y no obstante ello, estaban siendo intimados por el Tribunal de Cuentas de la Provincia, para efectuar las rendiciones de los gastos”.

Todo tan raro e inentendible, como el hecho de que Stratta, como funcionaria y hoy vicegobernadora, desconoce lo que debería conocer mejor que nadie: LOS DELITOS SE DENUNCIAN EN LA JUSTICIA Y NO ANTE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA. Por ahí, la licenciada Stratta desconoce que el hecho de que se llame FISCALÍA no la convierte en la parte acusadora que investiga delitos.

A todo esto, el Portal ha informado hace rato lo que el GOBIERNO DE LA TRANSPARENCIA publicó recién el pasado viernes 17/09/2021 en el boletín oficial, el acto de arrojo de Stratta que deviene en la presentación ante el fiscal de estado.

Es el derecho de todos los entrerrianos conocer que se hace con la plata de la provincia. La ley de acceso a la información pública es clarita como el agua.

En una provincia quebrada, que recién sale de la ley de emergencia, gobernada por un hombre que se jacta de la transparencia, aún se desconoce que pasó con los casi DIEZ MILLONES que usó Stratta.

Fuente: el Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios