El ajuste ¿para seguir convalidando las “Presuntas irregularidades en contrataciones realizadas por el Estado Provincial referidas a la publicidad” de Kueider, Teruel y Brusco?

Difunde en las redes

Los fundamentos del juez Ruhl, autorizando a buscar datos e información en los teléfonos del ex secretario general y actual senador nacional, la subsecretaria de asuntos jurídicos y la secretaria de comunicación de la provincia, resultan paradigmáticos de la enfermedad arraigada en el Estado que se busca costera con los bolsillos de los trabajadores y jubilados.

Para el 2019, el gobernador Gustavo Bordet, en connivencia de diputados y senadores provinciales que dieron la sanción, el secretario general de la gobernación, Edgardo Dario Kueider, y sus funcionarias más cercanas, la secretaria de comunicación de la provincia, Maricel Brusco Re y la subsecretaria de asuntos administrativos y jurídicos del área, Mariela Del Carmen Teruel, tuvieron a su exclusivo manejo $130 millones de pesos en concepto de plan anual de comunicación más 327 millones en concepto de presupuesto de la cartera de comunicación.

Casi 500 millones de pesos para el manejo exclusivo de los mismos, los cuales distribuyeron, entre otros rubros, en publicidad oficial a distintos medios y periodistas afines.

Para este 2020, a pesar de la aguda crisis económica y financiera que ya azotaba a la Provincia, el gobernador Bordet, nuevamente con la complicidad de los legisladores, aumentaba sobre manera el presupuesto para la cartera de comunicación.

Kueider ya no sería parte formal del ministerio, pues asumiría la banca en el senador nacional, el manejo que diaria en manos de sus funcionarias cercanas, Brusco y Teruel.

Esto de manera formal, en toda la administración pública provincial es un secreto a voces que informalmente, o tácitamente, o solapadamente, quien continua tras los hilos de los multimillones  de la publicidad oficial sigue siendo Kueider.

Las cifras, mencionábamos, crecieron exponencialmente en el 2020, de plan anual de comunicación, el “trio” de funcionarios muy cercanos a Bordet, tuvo y tiene para lo que queda del año, para la categoría de pauta anual de comunicación (PAC) 320 millones de pesos, como se aprecia, casi el doble del año pasado.

Insistimos, todo esto a pesar de que ya en octubre Bordet incluso tuvo que dilatar por algunos días el cronograma de pagos a los trabajadores y jubilados provinciales porque no tenía fondos para pagar a término.

Las cifras también crecieron para el presupuesto de la cartera del trio, de 327 millones del 2019, pasaron a obtener para su manejo exclusivo 528 millones de pesos.

El incremento del presupuesto para el manejo exclusivo del trinomio Kuieder-Brusco-Teruel fue paulatino y constante desde que asumió el primer mandato el actual gobernador.

Brevemente: Para el 2015 fueron 130 los millones y para el 2016, 145 millones.

En el 2017 la cuestión varió presupuestariamente hablando, el Gobierno provincial “inventó” uno nuevo ítem general en la ley de leyes denominándola “Plan Anual de Comunicación”, incluyendo en el mismo la proyección de campañas publicitarias.

Hasta ese momento no existía, fue un invento del bordetismo con el fin de acrecentar los fondos con destino exclusivo del trio, presupuestándose la suma de 95 millones de pesos más que se sumaban a un presupuesto de 221 millones de pesos general para el MCyC.

Pero volviendo al presupuesto actual, es decir, el descomunal incremento en beneficio del negocio de la comunicación oficial que disponen Brusco y Teruel, y se presume, solapadamente, Kueider.

No solo se otorgó cuando la durísima crisis económica y financiera ya se instalaba en la Provincia, sino a pesar de la gravísima denuncia contra el entonces secretario general de la gobernación por hechos de corrupción.

En julio del 2019 ingresaba por mesa de entradas del Ministerio Publico Fiscal de la capital entrerriana el pedido de inicio de una investigación penal preparatoria contra Kueider y un conocido –y polémico por cierto- empresario paranaense, Adrián Bruffal. Por irregularidades en la contratación de la pauta oficial, también estaba incluido Gustavo Bordet en el escrito promocional

Con documentación respaldatoria, entre las que se mencionan, órdenes de pago, decretos, reseñas de facturas consecutivas, constitución de sociedades, entre otras, la denuncia exponía que Kueider, mediante decretos suscriptos por el y Bordet, había direccionado millones de fondos públicos en beneficio exclusivo de Bruffal en conceptos publicitarios.

La maniobra se concretó, expresa la denuncia, a través de la creación de un medio de comunicación que no tiene o tenía en aquel momento existencia real.

En palabras más sencillas, se presamente que en connivencia de Kuieder y Bruffal, inventaron un medio para extraer fondos públicos.

La denuncia tuvo tal asidero, indudablemente por la documentación acompañada, que al mes el fiscal, Dr. Juan Francisco Ramírez Montrull, dispuso la apertura de la causa y con ella, ordenó, mediante oficios, varios informes a distintos organismos del estado.

Tribual de cuentas, empresas estatales y organismos autárquicos fueron requeridos por el fiscal a fin de que brinden documentación por la posible comisión de delitos de corrupción.

Asimismo, la propia secretaria de comunicación de la provincia, brazo ejecutor junto a la subsecretaria de asuntos administrativos y jurídicos del MCyC, de las órdenes de Kueider, fue requerida por la Justicia para que dé cuenta de contrataciones.

La causa luego pasó por un largo periodo de meses de paralización surgiendo varias sospechas de presiones para que la Justicia no avance.

Sin embargo, como expuso este Portal, el pasado 18/06/2020, la investigación se reactivó, ¡y cómo!.

A través de un pedido que el fiscal, conforme a la normativa procesal penal de la provincia, debió tramitar ante el juez de garantías, en el caso, el Dr. José Ruhl, este autorizó a peritar las líneas telefónicas de Kueider, Bruffal y, como nuevas protagonistas, Brusco y Teruel.

Ninguna de las dos funcionarias aparecen en el escrito promocional de la investigación, sin embargo, se estima que de las distintas pruebas que pudo colectar el fiscal, ahora aparecen como involucradas en las maniobras irregulares, al menos eso se presume del pedido de peritaje a también sus líneas telefónicas.

La noticia en si fue una bomba, política, institucional y judicial, por primera vez la Justicia avanzaba –y avanza- contra funcionarios que están en funciones por causas de corrupción, más aun por el hecho de que uno de los involucrados es senador nacional.

Este Portal ahora accedió a la resolución judicial del juez de garantías, la misma es lapidaria respecto a la consideración de los hechos denunciados e investigados tanto por el fiscal como para el magistrado.

Para el primero, en las líneas telefónicas de Adrián Fernando Bruffal, Edgardo Darío Kueider, Mariela del Carmen Teruel y  Maricel Brusco Re, “existen elementos útiles”, para la investigación penal preparatoria.

Para el juez “existen elementos suficientes para sospechar que en las mismas podrían encontrarse información relacionada con el hecho en investigación, que conforme a la apertura de causa es el siguiente: “Las presuntas irregularidades cometidas en ocasión de distintas contrataciones realizadas por el Estado Provincial, a partir de diciembre 2015 a la actualidad, referidas a la publicidad de avisos oficiales con la firma Multimedio Regional  S.R.L, como ser las contrataciones realizadas mediante los Decretos N° 1941/2016 MCyC de fecha 18/07/2016 y  N°2675/2016 MCyC de fecha 09/09/2016 respecto del periódico Abrazo Entrerriano, a los fines de beneficiar en forma directa a las firmas antes mencionadas”

Agregando el magistrado “…se detallan circunstancias que la motivan sobradamente y se individualizan elementos que la fundan de modo suficiente, expresa que la presente solicitud se funda en la necesidad de requerir la información detallada, dado que es de vital importancia en la investigación de la posible comisión de un delito contra la administración pública,  atento que permitiría establecer si existieron contactos telefónico entre los funcionarios de la provincia y  las personas vinculadas a la firma contratista del Estado en el hecho descripto…”.

Como se puede apreciar, la resolución del juez, motivada en la presentación fiscal, resultan contundentes respecto a la consideración de los hechos investigados y que tienen como principales investigados al trinomio de la comunicación oficial, Kueider-Brusco-Teruel y al privado, Bruffal, como titular del medio que se benefició con las contrataciones (Multimedio Regional SRL).

El avance contundente del fiscal contra el funcionario, las funcionarias y el empresario  aparece en la antesala de la presentación del proyecto de ajuste de autoridad de Bordet y que se hará realidad con la complicidad de los legisladores.

Un proyecto que se proclama oficialmente en pos de la “salud” o “sustentabilidad” o “sostenibilidad” del Estado provincial, en base a “la solidaridad”, al menos así ha sido expuesto ante la prensa por los diputados bordetistas para justificarlo, y que, en el clamor popular y en el sentir de los trabajadores  y jubilados no es más que hacerlos cargas con las costas del despilfarro y la corrupción.

La causa que tiene como protagonistas a Kueider, Teruel y Brusco por corrupción en el manejo de la publicidad oficial, es por lo más paradigmático como basamento a la interpretación social –muy contraria a la oficial- del ajuste que el gobernador y los legisladores buscan implementar.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios