Economía le depositó 167 millones por funcionamiento durante julio a la Legislatura, aunque no trabajó nadie

Difunde en las redes

Economy deposited 167 million for operation during July to the Legislature, although nobody worked.

Mientras tanto, la provincia peregrinó en nación para conseguir 400 millones para poder pagar sueldos de los trabajadores y poder mantener el piso en 75 mil pesos y no llevarlo a 50.

Hace 30 días que los diputados y senadores de la provincia de Entre Ríos no trabajan. A pesar de ello, Economía le giró a la Legislatura 167 millones de pesos por gastos de funcionamiento del mes de julio.

La última vez que hubo una sesión fue hace 30 días, cuando desde la comodidad de sus casas, diputados y senadores levantaron la mano para aprobar la ley de Emergencia económica, financiera, fiscal, sanitaria, administrativa y previsional.

El fin de la normativa, según el argumento oficial, es que el Estado provincial pueda solventar sus gastos de funcionamiento, entre los que se cuentan una Caja de Jubilaciones quebrada, totalmente fundida, desfinanciada en más de 10 mil millones de pesos.

Ese enorme déficit le costó el puesto a Daniel Elías, que estuvo al frente del organismo previsional por más de 17 años.

La votación se produjo por una plataforma virtual de videollamadas, y la ley se aprobó en tiempo récord, ya que en menos de 24 horas fue votada, primero en Diputados, y luego en el Senado.

La normativa causó un fuerte rechazo en los activos y pasivos del gobierno provincial, ya que la ley supone fuertes recortes en sus ingresos para solventar los gastos del Estado.

Después de levantar la mano desde sus casas, los legisladores entrerrianos no sesionaron más, no aparecieron públicamente con actividades de la legislatura, en definitiva, no trabajaron.

Sin embargo, las arcas públicas de la provincia de Entre Ríos destinaron casi 167 millones de pesos para solventar los gastos de la Cámara de Diputados, que preside Ángel Giano, y la de Senadores, que preside la vicegobernadora Laura Stratta.

En los ocho meses que lleva esta gestión, la provincia gastó 1.328 millones de pesos en gastos de la Legislatura que incluyen los sueldos, dietas, gastos de representación, contratos, viáticos, desarraigo y demás de los legisladores provinciales que en más de medio año sesionaron unas pocas veces, la mayoría de manera virtual.

Hoy, los jubilados y trabajadores de la provincia de Entre Ríos ven recortados sus ingresos para que el Estado tenga dinero para solventar, entre otras cosas, la Legislatura y sus miembros, que hace ocho meses que no hacen nada.

Es más, la semana pasada, el gobernador Gustavo Bordet, junto con una comitiva de ministros, asesores y demás, peregrinaron por Buenos Aires.

La misión entrerriana estuvo en la Jefatura de Gabinete, en el ministerio de Economía, hasta por el ministerio del Interior, gestionando dinero para la provincia. Días antes, Bordet se había reunido con el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, con el mismo fin.

Concretamente, el gobierno entrerriano necesita fondos para poder cumplir con sus obligaciones, principalmente los sueldos y el aguinaldo, que se va a pagar en cuotas.

En un principio, Bordet y compañía fueron con el objetivo de traerse 600 millones, pero ante las reiteradas negativas terminaron bajando a 400 millones.

Los enviados de la provincia pedían por favor a las diferentes autoridades nacionales que los recibieron, que manden a Entre Ríos 400 millones de pesos, en subsidios.

Este mes, una vez más, la provincia lanzó un cronograma de pagos que estipula que hasta el día 8 se pagarán los sueldos de hasta 75 mil pesos y, para quienes superen ese monto, se abonará esa cifra y el resto se hará en manera diferenciada, aunque no se anunció ni se sabe cuándo.

El objetivo de esta comitiva era lograr subsidios mensuales para poder subir ese piso, para pasarlo de 75 mil pesos a 100 mil.

El Estado provincial actualmente atraviesa una muy fuerte crisis, que se agravará profundamente a la brevedad.

Es por ello que, anticipando eso, la provincia pretende contar con recursos nacionales para que, cuando llegue esa crisis, el piso actual de 75 mil pesos no baje a 50.

Pero, mientras el gobernador, los ministros y una nutrida comitiva entrerriana peregrinan por Buenos Aires mendigando fondos para la provincia, ellos mismos son los impulsores del despilfarro en la provincia.

La gestión fue con el objetivo de 600 millones de pesos y terminó rogando por 400, pero en la provincia los gastos siguen siendo altísimos.

Mientras piden 400 millones en la nación, en la provincia se gastan 167 millones por mes, para los diputados y senadores que en 30 días no trabajaron.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios