Cañete reconoció el negreo en el IOSPER

Difunde en las redes

Cañete recognized the Negro in the IOSPER.

El funcionario admitió que hay 288 contratos de obras y qué hay jubilados contratados aunque no aclaró si cobran doble sueldos.

El titular de la obra social de Entre Ríos, Isaías Fernando Cañete, salió ante los medios a hablar acerca de la publicación de un listado de contratados negreados en el organismo, luego del escándalo que generó en toda la provincia por la cantidad y por los nombres que aparecían.

El funcionario reconoció que hay 288 contratados de locación de obras en el IOSPER y que hay otros 100 que son de locación de servicios. Además explicó que el total de los empleados son 848, un número sumamente sorprendente y que resulta muy difícil de ubicar.

Por otra parte, Cañete admitió que entre los contratados hay personas que son jubiladas de la provincia, a las que la obra social les paga el sueldo.

Sin embargo no aclaró si también cobran el sueldo de la Caja de Jubilaciones, algo que sería una gravísima incompatibilidad que ya tiene antecedentes de condenas en la provincia, como el caso de la ex senadora Elsa Ruiz Díaz.

En ese sentido, hay una grave denuncia penal contra Claudio ‘Masita’ Moreyra, que cobra dos sueldos del Estado provincial, uno como funcionario del Senado por más de 123 mil pesos y otro del IOSPER por casi 60 mil pesos.

Al hacer alusión al apellido, Cañete evitó mencionar a Claudio pero habló de su hermano, Silvio Moreyra, ex intendente de Santa Elena, de quien dijo que es personal de planta del Senado pero que no forma parte de la obra social.

Sobre la grave denuncia que apunta a Claudio Moreyra, que salpica también al propio Cañete, al gobernador Bordet y a la presidenta del Senado, Laura Stratta, no emitió palabra.

Sobre la escandalosa situación, que se dio a conocer en momentos en que los afiliados reciben un pésimo servicio por el conflicto con la FEMER, el funcionario dijo que recibió amenazas.

Cabe aclarar que la intención de este Portal no fue generar contra Cañete situaciones de violencia, con las que este medio está totalmente en contra, sino la de informar a los ciudadanos acerca de los destinos de los fondos públicos, un derecho de la población que no se garantiza.

Si bien Cañete reconoció la cantidad de contratados y empleados con que cuenta el organismo, evitó mencionar que una de esas personas es su propia esposa, María José Correa, que está adscripta en el organismo proveniente de Educación.

La adscripción lleva la firma de Martín Müller y del gobernador Gustavo Bordet, pero en la obra social aseguran que nunca le vieron la cara a la mujer, que solo se presentaba a algunas fiestas de fin de año, en las que abundaba la comida y los sorteos.

Tampoco dijo Cañete nada sobre sus hijas, que están designadas con la categoría 1, una en la delegación de Colonia Avellaneda, y otra en la delegación Gualeguaychú, utilizando al organismo como agencia de colocación de familiares y allegados.

Así, el funcionario reconoció lo publicado por este Portal hasta donde le fue conveniente, pero acerca de las numerosas irregularidades denunciadas no dijo nada, como la situación de sus hijas, de su esposa y la de Moreyra, Claudio.

También se expresó con grandes limitaciones al referirse a los jubilados, ya que reconoció que hay varios contratados en el organismo pero evitó mencionar si incurren en la incompatibilidad de cobrar dos sueldos.

En tanto, los entrerrianos tienen un servicio cada vez peor en la obra social, y los funcionarios tienen los bolsillos cada vez más llenos.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios