Bordet: “La provincialización de la represa de Salto Grande tiene que ser una política de Estado”

Difunde en las redes

Bordet: “The provincialization of the Salto Grande dam must be a State policy”.

El gobernador Gustavo Bordet aseguró que la provincialización de la represa de Salto Grande deberá darse en el futuro en tanto política pública. “La provincialización tiene que ser una política de Estado, como otras represas hidroeléctricas en la Argentina que han sido provincializadas”, indicó.

El gobernador Bordet participó este martes en Concordia de la primera reunión convocada por el presidente de la Delegación Argentina de la Comisión Técnica Mixta (CTM) de Salto Grande, Luis Benedetto.

“La provincialización de la represa tiene que ser una política de Estado. En el futuro tiene que darse. Hay otras represas hidroeléctricas en la Argentina que han sido provincializadas. Esta es una política de Estado que tiene que trascender gestiones de gobierno. No fue una cuestión de oportunidad política como se quiso decir en su momento. Hay que defender realmente los intereses de la región y para eso estamos hoy acá”, aseguró.

Sobre la navegabilidad del río Uruguay, Bordet sostuvo que “se ha presentado como una política pública. Para quienes estamos en la provincia de Entre Ríos, es clave para lograr el desarrollo. Me pone realmente muy feliz que el presidente Lacalle Pou tenga esta visión. Es exactamente lo mismo que estamos pensando aquí en Entre Ríos y que sin duda le transmitiré al presidente de Argentina esta necesidad de lograr ampliar la navegabilidad del río Uruguay”.

En cuanto a la posibilidad de navegar hacia el norte y cruzar la represa, el gobernador entendió que “se tiene que llevar adelante. Estoy seguro que podremos lograrlo porque tenemos antecedente que, cuando nos ponemos de acuerdo, logramos los objetivos”.

“Le transmitiré al presidente Alberto Fernández la necesidad de impulsar estas políticas de navegación. La hemos conversando previamente y es manifiesto su interés especial por generar hidrovías tanto en el río Uruguay como en el Paraná”.

“Está todo nuestro compromiso puesto de manifiesto para avanzar en esta estrategia de trabajo común y lograr que podamos tener la navegabilidad hacia el norte del río Uruguay y poder conectar Brasil también con todo lo que representa la posibilidad de llevar desarrollo y transportar nuestras producciones argentinas, uruguayas y como del sur del Brasil a través del río”, especificó.

Insistió luego en decir: “Tengo un profundo compromiso con ese tema. Lo he tenido desde siempre. Celebro que hoy, a poco tiempo de la asunción de esta delegación tanto argentina como uruguaya, ya estemos reunidos para abordar el tema”.

En ese marco, mencionó los sistemáticos encuentros para lograr el cometido de tener dragado el río Uruguay hasta Concepción del Uruguay y Paysandú. “Hoy volvió a operar el puerto de Concepción del Uruguay. Está operativo. Hemos sacado cargas y se está esperando otro buque. Se trabajó complementariamente con el puerto de Montevideo o con el puerto de Ibicuy al sur de nuestra provincia”, detalló. El trabajo de los intendentes argentinos y uruguayos “no ha sido en vano. Está demostrado que con el trabajo constante, más temprano que tarde los resultados llegan”, subrayó.

A modo de cierre, transmitió los saludos al presidente de la República Oriental del Uruguay y el interés de tratar este y otros tantos temas.

Unión, desarrollo y competitividad.

A su turno, el secretario de la Presidencia de la República Oriental del Uruguay, Álvaro Delgado, agradeció las presencias y se refirió a los ámbitos binacionales que existen y están vinculados con lo fluvial. En ese sentido, se refirió al componente geopolítico y que hace que el río Uruguay sea “un punto de unión entre dos países”, y que tenga alcances en materia de infraestructura y social.

Mencionó el vínculo histórico y permanente entre estas regiones de ambos países. Transmitió el saludo del presidente uruguayo Luis Alberto Lacalle Pou porque “él tiene un compromiso político y personal con este tema, y con el proyecto de dar navegabilidad al río Uruguay, 600 kilómetros aguas arriba. No es un tema nuevo y este tema estará en la agenda binacional del gobierno de Uruguay con el de Argentina”.

Habló de “navegabilidad fluvial, competitividad y desarrollo a una zona litoral con Argentina, y eventualmente con el sur de Brasil”. También se refirió a la necesidad de avanzar en la definición de la demanda y las oportunidades de financiamiento.

“Para el gobierno uruguayo la navegabilidad del río Uruguay, aguas arriba de la represa Salto Grande, es clave. Es clave también la represa en términos productivos y eléctricos. Si bien la represa en términos económicos está amortizada, hay proyectos vinculados a la reestructuración de la misma y para hacerla más eficiente”, sostuvo.

A modo de cierre, afirmó: “Hoy nos toca mirar lejos a nosotros y darle un segundo paso, ya previsto, concreto a esta represa de Salto Grande y habilitándole los cruces que nos permitan la navegabilidad aguas arriba del río Uruguay”.

En agenda.

A su turno, Benedetto dijo: “Ha sido una satisfacción que el gobernador haya aceptado la invitación, que hemos hecho junto con el presidente de la delegación uruguaya para poner en agenda lo que es el segundo punto del tratado del año 46 que es la navegabilidad del río. La represa tiene construida una parte de la exclusa de navegación y faltan otros sectores para poder llegar a navegar el río aguas abajo, pasando por el lago. Eso es lo que tenemos como propósito, trabajar con todos los organismos. Salto Grande quiere ser precursor de esta agenda, sobre todo ofreciendo todo lo técnico, los informes que se han hecho durante varios años para poder buscar una solución y como el gobernador decía, conseguir luego el financiamiento que nos permita llevar adelante esta obra”, detalló.

“Queremos poner en agenda nuevamente esta tema para poder llevarlo adelante y para que, de alguna manera, Salto Grande sea un puntapié para ambos gobiernos puedan colaborar para concretarlo en el menor tiempo posible. Junto con el presidente de la delegación uruguaya ante la CTM de Salto Grande, creemos en la participación activada de todos”, remarcó.

Desarrollo regional.

Por su parte, el presidente de la delegación de la República Oriental del Uruguay, Carlos Albizzu, sostuvo que “es un día muy importante para la región” e indicó que, quienes viven en las inmediaciones del río, el punto que refiere a su navegabilidad se lo “vive como el desarrollo regional. El tema de la navegabilidad nos llevará al desarrollo regional”. En cuanto a la producción de energía, Albizzu dijo: “Nos encuentra en una represa que trabajó muy buen ese tema y hoy es ejemplo a nivel mundial”.

Mencionó luego “los diferentes impulsos” que tuvieron los acuerdos, “pero hoy nos encuentra en un mundo globalizado. Creo que desde el punto geopolítico viene cambiando la región y tenemos que entre todos empujar y llevar lo comercial en donde el río Uruguay puede ser una ruta válida para trasladar carga. Tenemos que aggionarnos al mundo que estamos viviendo, a la dinámica y a la logística. Es un puntapié inicial que los dos países hermanos tenemos que mostrar a la altura que estamos de esta integración que es muy válida y fuerte. Hay mucho por hacer en los próximos tiempos”, concluyó.

Acompañaron al mandatario, el secretario de la presidencia de la República Oriental del Uruguay, Álvaro Delgado; el presidente de la delegación uruguaya ante la CTM de Salto Grande, Carlos Albizzu; entre otras autoridades de la República Oriental del Uruguay y de Argentina. También estuvo el presidente de la Delegación Argentina ante la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), José Eduardo Lauritto; el subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación, Leonardo Cabrera; legisladores, el ministro de Producción de Entre Ríos, Juan José Bahillo, y los intendentes de Concordia, Alfredo Francolini; y de Concepción del Uruguay, Martín Oliva, entre otros.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios