Biaggini: El presidente de los concursos de la Justicia que no concursó y asume a dedo

Difunde en las redes

Biaggini: The president of the Justice contests who did not compete and assumes by finger.

El presidente del Consejo de la Magistratura llega de la mano de la ministra Rosario Romero y de Maximiliano Benítez, aunque sin concurso previo.

Recientemente se confirmó que Pablo Biaggini asumirá en la coordinación general del ministerio Público de la Defensa.

El hecho causa repercusión dentro del ámbito judicial porque la designación se habría producido sin que se cumpliera la etapa previa del concurso que otorga legitimidad al nombramiento.

Pero lo que genera más comentarios es el hecho de que Biaggini preside el Consejo de la Magistratura, es decir, el encargado de iniciar, coordinar y fiscalizar los concursos para los cargos dentro del Poder Judicial.

A pesar de ello, Biaggini habría accedido al puesto de coordinador general en defensoría por su cercanía con el actual defensor General, Maximiliano Benítez y la ministra de Gobierno, Rosario Romero.

Así, queda demostrada la fuerte injerencia de la funcionaria y su sector en el Poder Judicial, ya que suele hacer ingresar a familiares y amigos a la Justicia.

La noticia, publicada en este Portal, generó numerosos comentarios y la mayoría apunta, por un lado, a saber exactamente qué funciones llevará adelante Biaggini, y por el otro, a la ironía de que el propio presidente del Consejo de la Magistratura haya salteado la etapa del concurso, algo que forma parte de la visión empresarial de la política.

El comentario es que Biaggini necesitaba estabilidad, algo que en su cargo, que es de tinte meramente político, no tenía, dado que se avizora un panorama negro para la actual gestión.

Así, habría acudido a Romero para que la ministra moviera sus hilos en la Justicia, para hacer ingresar a un amigo más a dedo.

La fuerte repercusión que tuvo la publicación en el ámbito judicial generó un gran interés tanto en el Ejecutivo como en la Justicia por conocer cómo se filtró la información, que habría estado en manos solamente de dos personas.

Más allá de eso, lo llamativo es que el presidente del Consejo de la Magistratura, el encargado de coordinar y supervisar los concursos, habría llegado a su cargo sin concurso previo, por la gran influencia de sus amistades.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios