Betolandia no es Dinamarca, algo huele mal

Difunde en las redes

Betolandia is not Denmark, something smells bad.

Los empleados municipales de Paraná tienen un sueldo básico de $10.700 pesos. En mano, con los “adicionales”, llegan a $32.500 – hay $21.800 que se abonan en negro, como adicionales de  los que no se descuentan los aportes de ley-. Los empleados están de paro, no solo los rasos, sino que se sumaron los jerarquizados. Betolandia en crisis y con paupérrima conducción. Mientras tanto, funcionarios con doble sueldo. Living la vida loca.

En Betolandia todo se ha oscurecido, “se pintó de negro” dicen los empleados en referencia a los salarios. Resulta que los trabajadores cobran un sueldo que no cubre ni el 50% de la canasta básica alimentaria, y de lo que cobran en mano una gran parte es “en negro”, es decir, se computan como adicionales y de eso no se hacen aportes de ningún tipo.

El Contador Bahl, presidente municipal de la ciudad “Activada” – cual bomba a punto de estallar- ya no sabe como contener a los trabajadores. Al principio de la semana solo pararan los empleados rasos, pero sobre el miércoles se sumaron los jerarquizados. La semana corta hizo que las aguas que no estaban calmas, no colapsaran. No se sabe como arrancará la semana que viene si “El Beto” no llama a paritarias.

La bronca más grande, dicen los trabajadores, es porque mientras ellos cobran sueldos básicos de $10.700 pesos, que con los adicionales llegan a $32.500  -la mitad de una canasta básica- los funcionarios municipales cobran dobles sueldos. El tema de los dobles sueldos jamás se aclaró ni apareció el listado oficial de los que cobran en el Senado y en la municipalidad. Algunos comentan irónicamente que Bahl, para combatir la inflación, hace que a un trabajo lo cobren dos veces.

El municipio arrancó con un grupo de funcionarios nombrados al inicio de la gestión, muchos de ellos venían de ser funcionarios en la provincia y otros tanto venían del Senado, habiendo acompañando a Bahl cuando era Ministro de Gobierno.

Desde el 2015 en adelante, dicen que muchos de los que acompañaban a Bahl en el Ministerio de Gobierno, luego fueron nombrados en planta permanente del Senado –todo eso entre 2016 y 2018- con sueldos mensuales de $300.000.

Ahora, muchos de los nombrados en el senado, están designados como funcionarios en la Municipalidad de Paraná, y como los sueldos de ahí serian demasiado magros para el nivel de vida de los funcionarios de Betolandia, seguirían cobrando del Senado, agregando un adicional por funciones en la muni.

Pero parece que en el Senado no solo fueron nombrados amigos de Beto o empleados que lo acompañaron en la gestión como ministro de gobierno -cuando aspiraba a ser gobernador-, sino que el nombramiento más escandaloso fue el de Claudia Silva. La Señora Claudia Silva fue nombrada por el mismísimo ex vicegobernador Bahl como jefa de departamento en la Cámara Alta, una designación express con un sueldo de bolsillo de más de $300.000 en el 2018La Sra. Claudia Silva es esposa de Humberto Adán Bahl. Y madre de sus tres hijos

Una vergüenza… Ni un pelo se movió del prolijo peinado del ex vicegobernador, hoy intendente de Paraná, Adán Bahl.

Hay otros casos de nombramientos en el Senado, como los de Carina y Eliana Ramos,  Argento, Marrón, Claret, Redondo, Pastor, etc., etc… fieles seguidoras y seguidores de Beto. Hoy funcionarias y funcionarios municipales. Pero los nombramientos con doble cobro fueron más de 60, todos a dedo. Los sueldos de los designados rondan los $270.000, es decir, algo así como $16.200,000 por mes solo de empleados nombrados en la gestión de  Bahl.

También se conoce que a Beto lo acompañan en la gestión como funcionarios empleados de ENERSA, los que también cobran altos sueldos, pero que no han dejado de cobrar de ahí, sino que, como a los demás amigos del poder, se les sigue pagando desde el organismo de donde pertenecen el sueldo y desde la muni un “adicional por funciones”.

Se sabe que la Municipalidad que detenta el logo de “Activa Paraná”, tuvo pocas activaciones esta semana. Los camiones municipales que se guardan en el predio de Costa Alta, predio por el que se pagaría la suma exuberante cercana al 1.000.000 por mes, no salieron a trabajar. Los choferes pararon y exigían que se abran urgentes las paritarias y que sus sueldos sean negociados por los mismos que negociaron los sueldos de los 60 nombrados por Beto antes de dejar la vice gobernación. Así, decían, se garantizarían llegar por lo menos a la canasta básica.

Los empleados municipales de Paraná tienen un sueldo de básico de $10.700 pesos. En mano, con los “adicionales” llegan a $32.500 – hay $21.800 que se abonan en negro, como adicionales de  los que no se descuentan los aportes de ley-. Los empleados están de paro, no solo los empleados rasos, sino que se sumaron los jerarquizados.

Durante el mes de septiembre, una familia tipo necesitó $68.359 para no ser considerada pobre, mientras que una familia de 5 integrantes requirió de $71.899. Los empleados municipales no llegan ni a la mitad de esa plata por mes.

Se espera a la semana que viene para conocer si el Contador llama o no paritarias. La semana ya no es de las cortitas, por lo que el tiempo de definiciones se acorta ya que los servicios básicos hay que prestarlos.

Para muchos, Bahl sería uno de los responsables del hecho de corrupción más grande en la provincia de Entre Ríos: los “contratos truchos” en el Senado. Hecho valuado en miles de millones de pesos. Aunque “hoy por hoy” no esté sentado en el banquillo de los acusados.

Betolandia en crisis y con paupérrima conducción. Mientras tanto, funcionarios con doble sueldo. Living la vida loca.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios