Apareció una anaconda en peligro de extinción en una playa de Entre Ríos y causó pánico

Difunde en las redes

An endangered anaconda appeared on a beach in Entre Ríos and caused panic.

El animal salió del agua y se acercó a la zona de sombrillas donde sorprendió a todos los bañistas presentes. Un guardavidas la retiró del lugar y el ofidio fue llevado a una reserva.

Una curiyú o anaconda amarilla apareció el martes en el balneario municipal de Piedras Blancas, Entre Ríos, al margen del Río Paraná.

El ofidio salió del agua y quedó en la costa, cerca de las sombrillas hasta que un guardavidas la retiró del lugar.

Afortunadamente no la dañaron y fue llevada a un área natural protegida, ya que se trata de una especie que está en extinción en la región.

Los funcionarios del municipio, que se encuentra a 121 kilómetros de Paraná, insistieron: “Queremos aclarar que esta especie de serpientes no son venenosas y no representan riesgos para las personas, siempre y cuando no las molesten ni les hagan sentir que están en peligro”.

Además advirtieron que si encuentran alguno de estos ejemplares “no las molesten ni intenten hacerles daño y no correrán ningún riesgo. Los guardavidas están capacitados para actuar en este tipo de situaciones”.

“Es una especie inofensiva”, aseguró al diario Uno el biólogo Alfredo Berduc.

“Su nombre científico es Eunectes Notaeus, se la llama también anaconda amarilla, es una boa constrictora que en ese tamaño no representa peligro alguno. Si se la hostiga puede morder pero no tiene veneno y no es peligrosa para los seres humanos”, explicó Berduc.

“Llega desde el norte donde las temperaturas le dan chances de reproducirse. Puede haber llegado en un camalote, ahora que el río está creciendo un poco”, señaló el biólogo.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios