mié. Sep 30th, 2020

Alberto Fernández lo llamó a Bordet y le pidió la renuncia de funcionarios del gobierno provincial

Difunde en las redes

Alberto Fernández called Bordet and asked him to resign from provincial government officials.

Ante el sincericidio público de autoridades cuestionando al gobernador y al área de salud, el presidente se comunicó con el mandatario entrerriano.

En medio de la batalla que el gobierno provincial está perdiendo estrepitosamente contra el coronavirus, principalmente en Paraná, el presidente de la nación, Alberto Fernández, se comunicó con el gobernador entrerriano, Gustavo Bordet, para, implícitamente, pedirle la renuncia de algunos funcionarios del gobierno provincial.

Según trascendió desde el círculo íntimo del gobernador, la comunicación se produjo luego de que el presidente se enterara de declaraciones públicas de altos funcionarios sobre la incapacidad del gobierno provincial para hacer frente al virus.

Concretamente, fue la ministra Rosario Romero quien admitió públicamente la incapacidad de la Policía de Entre Ríos para ejercer los controles de la cuarentena, a la vez que cuestionó las medidas tomadas por las autoridades de Salud.

Las palabras de la ministra fueron ante un medio de comunicación el lunes pasado, luego de que el parque Urquiza y diferentes espacios públicos de la capital provincial se vieran llenos de gente durante el fin de semana anterios, sin respetar las distancias, sin usar barbijo, compartiendo mate y demás descuidos en cuanto a lo sanitario.

A raíz de ello, la ministra Romero admitió ante los medios la incapacidad de la policía provincial para hacer cumplir la cuarentena y las exigencias del gobernador Bordet y de la ministra de Salud, Sonia Velázquez.

En un sincericidio, Romero declaró que ejercer los controles “es prácticamente imposible”, desautorizó a Valázquez y criticó solapadamente al presidente al afirmar que con el nuevo decreto “se prohíben hasta las reuniones familiares”.

Las declaraciones de la ministra llegaron hasta Alberto Fernández el miércoles pasado y en la mañana del jueves el presidente de la nación se comunicó con Bordet, según trascendió desde el entorno del gobernador, para pedirle renuncias.

El mandatario nacional le expresó al entrerriano que no podía tener “ese tipo de funcionarios” en su gabinete, haciendo alusión no solo a Romero sino también a otros funcionarios de primera línea que también se habrían expresado con críticas hacia las medidas tomadas.

A pesar del pedido de renuncias del presidente, esa es una medida que Bordet evita tomar, por lo que su reacción fue convocar a una reunión en el Centro de Convenciones para este sábado.

El gobernador encabezó el encuentro con la ministra de Gobierno, Rosario Romero; de Salud, Sonia Velázquez; el jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein; el fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes; el intendente de Paraná, Adán Bahl, e integrantes de los Comités de Emergencia Sanitaria provincial y municipal.

Allí, luego de que la ciudad fuera declarada de circulación comunitaria del virus, el mandatario aseguró que “habrá rigurosos controles Paraná” y por la tarde se instaló un fuerte operativo en las zonas del Parque Urquiza y demás espacios públicos para limitar la circulación de vehículos.

Esa reunión y el establecimiento de un fuerte operativo fueron la respuesta del mandatario al llamado que recibió del presidente de la nación, más que al creciente número de casos de coronavirus.

La comunicación del presidente, según trascendió desde el círculo íntimo de Bordet, pedía implícitamente renuncias, ante el sincericidio de Romero.

A pesar de ello, el mandatario entrerriano prefirió intensificar los controles y postergar una decisión que ya viene posponiendo desde hace tiempo.

Queda por verse si las medidas tomadas por el gobernador son efectivas y se logra detener el avance del virus, o si tendrá que capitular ante el pedido del presidente y empezar a exigir renuncias en la provincia.

Fuente: el Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios