A Carina Ramos no le cierran los números

Difunde en las redes

Carina Ramos does not close the numbers.

Con Información del Portal d eRicardo David.

Fuertes cortocircuitos en el gabinete de Bahl harían que Ramos vuelva a la diputación.

La Entre Ríos de Bordet es noticia diaria, no por “buenas prácticas”, por obras o políticas públicas, sino mas bien porque día a día aparecen contratos truchos, subsidios, gastos exorbitantes sin sentido, desmanejos de fondos públicos, y una inmensa lista.

Pareciera que en el gobierno de Bahl las cosas no van mejor. La capital entrerriana, para no ser menos que la provincia, va por los mismos caminos y las mismas noticias.

Ya hemos contado que los municipales están más que descontentos con la gestión de Bahl, contamos que los funcionarios y funcionarias tienen doble sueldo, contamos las peleas internar que hay entre el Romerismo y el Bahlismo, la falta de gestión, la falta de conducción, anticipamos la estrepitosa salida de Camila Farías.

Ahora, como para no ser menos, parece que según mentideros políticos, la Super Secretaria Carina Manuela Ramos se peleó fuertemente con su jefe político, Adán «Beto» Bahl, y por esa pelea, volvería en diciembre a su cargo de diputada – de una licencia, que nunca fue explicada a la sociedad ni se conoce bajo que norma legal habría sido otorgada -.

El caso es que quien en algún momento sonó para intendenta – de hecho en su momento contamos que la idea  era que Carina no volviera a la Cámara, ya que era ella la elegida de Bahl para sucederlo y no la vice intendenta – se decía que Carina es la de más confianza de Beto, en otras palabras, la que mejor hace los mandados, entonces la estaban midiendo y tentando para que sea la próxima presidenta municipal, pero hoy estaría dispuesta a pegar el portazo a la muni.

Parece que la siempre mano derecha de Bahl, Carina Ramos, según comentan cercanos, habría descubierto un millonario negocio en los servicios sociales fúnebres (repartición que se encarga de la provisión de los cajones fúnebres a quienes no tienen recursos para afrontar el gasto, así como el gasto de sepelio).

Esta repartición, esta a cargo de la Subsecretaría de Desarrollo Social, que está bajo otra mano derecha de Beto: Luciano Ayala, quien acompaña al intendente desde hace más de 16 años.

Este descubrimiento, el del negociado nada más y nada menos que con un servicio tan sensible como lo es el fúnebre, no le habría gustado nada a Ramos quien, conocida la situación, se la planteó al intendente para que tome cartas en el asunto. Pero con lo que no contaba Carina, fue con el gran silencio de Beto, quien no solo hizo oídos sordos sino que demostró respaldo a su funcionario fiel.

Visiblemente molesta, Ramos habría tomado la decisión de dejar el municipio para volver a la legislatura en diciembre, cuando venza su discutida y poco clara licencia.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios