Una enorme nube de polvo del desierto del Sahara llegó al Caribe y pone en riesgo a los pacientes con problemas respiratorios

Las partículas de polvo también llegaron a Venezuela (EFE/Miguel Gutiérrez)
Difunde en las redes

A huge cloud of dust from the Sahara desert reached the Caribbean and puts patients with respiratory problems at risk.

La corriente contiene hongos, bacterias, virus, esporas, ácaros, pesticidas y otros componentes químicos nocivos.

Varios países de la región caribeña se han visto afectados este domingo por una enorme nube de polvo del desierto del Sahara, lo que ha provocado que las autoridades locales adviertan a las poblaciones de los riesgos, en especial a las personas con problemas respiratorios.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las tormentas de arena en el Sahara provocan que se eleven a la atmósfera grandes cantidades de polvo y arena que, suspendidos, logran viajar grandes distancias mucho más allá del desierto, logrando alcanzar Europa o América. El 18 de junio, uno de los satélites de la NASA detectó una enorme nube de polvo sahariano sobre el Océano Atlántico que se extendió desde la costa occidental africana hasta las Antillas Menores. La nube de polvo, que contiene hongos, bacterias, virus, esporas, ácaros, pesticidas y otros componentes químicos nocivos, viajó a través del Atlántico y llegó al Caribe este fin de semana.

Ante el fenómeno, que no es inusual a esta altura del año, las autoridades sanitarias de Honduras destacaron la importancia de que los enfermos por COVID-19 y otras enfermedades respiratorias “cumplan con las medidas de bioseguridad para evitar agravar su condición”. Según el Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceánicos y Sísmicos (Cenaos), a partir del jueves y hasta el sábado próximo se registrarán “concentraciones importantes de polvo de alrededor de 100 microgramos por metro cúbico”. El polvo podría producir “un cambio de color del aire, volviéndolo más oscuro”, mientras que las partículas “reducirán las condiciones para formación de nubes y precipitaciones durante esa semana, principalmente entre jueves y viernes”, añadió.

En Venezuela, las zonas cercanas a la costa, como Caracas y los estados Vargas y Nueva Esparta, presentaron una considerable nubosidad el domingo.

El Departamento de Salud de Puerto Rico hizo un aviso especial a las personas con asma y otras condiciones respiratorias a mantenerse atentas ante la nube que arropará a toda la isla. “Durante estos días estaremos recibiendo una inmensa nube de polvo del Sahara. Sus concentraciones aumentarán por las próximas horas, con su máximo, entre domingo y lunes”, advirtió a través de un comunicado Ibis Montalvo, gerente y coordinadora del Programa de Asma del Departamento de Salud.

La Oficina Meteorológica de Barbados emitió a su vez una advertencia para la población y envió una alerta específica para embarcaciones, que se produce cuando la visibilidad es menor de 5 kilómetros, lo que afecta a la seguridad de la navegación. También, pidió a las personas con problemas respiratorios o alergias que busquen refugio o tener a mano medicamentos en caso de emergencia.

El Servicio Meteorológico de Trinidad y Tobago también se sumó a la alarma en la región y pidió a los grupos sensibles, como personas con asma y otras enfermedades respiratorias, que tomen las precauciones necesarias. El Ministerio de Salud de Trinidad y Tobago alertó a la población de que el polvo del Sahara puede contener partículas que produzcan síntomas como tos seca, dolor de garganta, picazón, ojos llorosos, estornudos y secreción nasal. Los altos niveles de polvo sahariano pueden exacerbar problemas en personas con alto riesgo de complicaciones respiratorias, según el organismo sanitario.

La isla de Antigua es en estos momentos una de las áreas más afectadas por la nube, lo que provocó problemas de visibilidad en las cercanías del aeropuerto internacional V.C. Bird.

El polvo del Sahara, proveniente del occidente de África, se caracteriza por traer una masa de aire caliente, con muy poca humedad que, a su vez, contiene materiales biológicos y químicos que son potencialmente dañinos a la salud respiratoria. Este fenómeno es considerado un provocador ambiental de los síntomas de la enfermedad del asma.

Para una protección efectiva, recomiendan usar lentes protectores, mascarilla, lavarse las manos, no tocarse los ojos con las manos y utilizar ropa cubierta. También sugieren a la población cubrir los alimentos y el agua que almacena para evitar la contaminación.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios