Nueva York sufre una de las peores nevadas de su historia

Difunde en las redes

New York suffers one of the worst snowfalls in its history.

La ciudad sólo sufrió siete nevadas de este tamaño desde mediados de la década de 1800. El actual récord data de enero de 2016, cuando nevó casi 70 cm en tres días. La capa de nieve actual llegaría a los 60 cm.

El noreste de Estados Unidos sufre desde este lunes el impacto de una gran tormenta invernal que obligó al país a cancelar miles de vuelos, a cerrar escuelas y a suspender hasta este martes incluido la vacunación contra el Covid-19 en distintas ciudades, incluida Nueva York, que enfrenta posiblemente una de las mayores nevadas de su historia.

El servicio meteorológico nacional (NWS) emitió un alerta de tormenta desde Virginia hasta Maine, donde viven decenas de millones de personas, mientras enormes nevadas con vientos de hasta 80 kilómetros por hora caen en Nueva York, Nueva Jersey y partes de Pensilvania y Connecticut.

El noreste de Estados Unidos sufre desde este lunes el impacto de una gran tormenta invernal que obligó al país a cancelar miles de vuelos, a cerrar escuelas y a suspender hasta este martes incluido la vacunación contra el Covid-19 en distintas ciudades, incluida Nueva York, que enfrenta posiblemente una de las mayores nevadas de su historia.

El servicio meteorológico nacional (NWS) emitió un alerta de tormenta desde Virginia hasta Maine, donde viven decenas de millones de personas, mientras enormes nevadas con vientos de hasta 80 kilómetros por hora caen en Nueva York, Nueva Jersey y partes de Pensilvania y Connecticut.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, decretó el estado de emergencia en la ciudad de 8,6 millones de habitantes, donde en algunas zonas se formó una capa de nieve de unos 45 centímetros, cifra que podría ascender a unos 60 centímetros, según pronostican meteorólogos del canal de noticias CNN.

“La tormenta sigue desarrollándose. Se sigue intensificando. Es una tormenta enorme”, señaló uno los meteorólogos de la cadena, que prevé que las condiciones extremas continúen hasta este miércoles.

De Blasio también ordenó el cierre de las escuelas lunes y martes y restringió los desplazamientos no esenciales, aunque se trata de una medida que este año no afecta a tantas personas debido a que muchos alumnos asisten a clases virtuales y miles de trabajadores realizan sus tareas desde casa por la pandemia de coronavirus.

Además, prohibió a los restaurantes atender a los clientes en mesas ubicadas en el exterior. “Esta es una situación peligrosa, donde hay riesgo de muerte. Si no son trabajadores esenciales, quédense en casa”, pidió el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

Impacto en las vacunaciones.

Otra de las medidas que tomó De Blasio fue suspender el programa de vacunación contra el Covid-19 hasta este martes incluido. “No queremos que la gente, especialmente los ancianos, salgan en estas condiciones poco seguras para vacunarse”, explicó el alcalde.

De Blasio sostuvo que los retrasos en las vacunaciones se van a poder subsanar rápidamente debido a que la ciudad dispone de una gran capacidad para administrar las vacunas, lo que se puede acelerar aún más en los próximos días.

Sin embargo, planteó que el problema principal es la falta de dosis que está sufriendo Nueva York, donde el ritmo de vacunación es por ahora inferior al previsto. En este sentido, remarcó que hasta ahora llegaron a la ciudad unas 800.000 dosis, a las que tienen acceso los mayores de 65 años y muchos trabajadores considerados esenciales, empezando por los del sector sanitario.

La nevada también está afectando los programas de vacunación contra el coronavirus en otras zonas de la región como Washington, Filadelfia o la vecina Nueva Jersey, según informaron medios locales.

Una de las mayores tormentas invernales de Nueva York.

Según el NWS, la nevada, que comenzó en la noche del domingo, alcanzaba los 33 cm en Central Park en la tarde del lunes, seguirá cayendo hasta la tarde del martes y podría llegar a los 60 cm.

“Si superamos los 50 cm será una de las 10 mayores tormentas de nieve de la ciudad de Nueva York”, indicó Matthew Wunsch, meteorólogo del NWS en la ciudad. La también llamada Gran Manzana sólo sufrió siete nevadas de este tamaño desde mediados de la década de 1800. El actual récord data de enero de 2016, cuando nevó casi 70 cm en tres días.

Los tres aeropuertos de Nueva York y su zona metropolitana cancelaron la gran mayoría de los vuelos, según consignó el sitio Flight Aware. A su vez, más de 1.600 vuelos fueron cancelados en todo el país, sobre todo en Boston, Nueva York, Washington DC y Filadelfia.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, también declaró el estado de emergencia y ordenó la suspensión del transporte público en todo el estado. “Esta tormenta empeorará antes de mejorar”, tuiteó Murphy e informó que seis grandes centros de vacunación contra el Covid-19 permanecerán cerrados este martes.

Washington DC bajo nieve.

El NWS pronosticó que la capa de nieve de Washington DC puede llegar hasta unos 20 cm en la zona de la capital federal y Baltimore, en Maryland.

Debido a esto, se suspendió este martes el retorno a clases presenciales de miles de alumnos de las escuelas de Washington que iban a retomar este lunes por primera vez desde marzo.

Asimismo, el presidente estadounidense, Joe Biden, decidió suspender una visita que tenía prevista al departamento de Estado, mientras que el Congreso determinó una restricción de sus actividades.

La ciudad de Filadelfia, en Pensilvania, también declaró el estado de emergencia, decretó el cierre de los edificios gubernamentales y solicitó a sus habitantes que retiren sus vehículos de ciertas calles para poder barrer la nieve.

La tormenta, que dejó nevadas de hasta 1,8 metros y fuertes lluvias en zonas montañosas de California la semana pasada, se desplazó hacia el medio oeste, afectando especialmente a Chicago, que registró unos 20 cm de nieve. Se espera que el temporal llegue este martes a Maine, donde puede llegar a dejar entre 20 y 33 cm de nieve.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios