Escándalo en Uruguay: desbaratan una fiesta clandestina con más de 500 personas organizada por un argentino

Difunde en las redes

Scandal in Uruguay: they disrupt a clandestine party with more than 500 people organized by an Argentine.

Ocurrió en Sauce de Portezuelo, a 25 kilómetros de Punta del Este. Había hecho la convocatoria por las redes sociales.

Un argentino organizó el viernes a la noche una fiesta clandestina en su casa de Uruguay, a la que asistieron alrededor de 530 personas a pesar de las restricciones contra el coronavirus.

Agentes de la Policía local y funcionarios de Gestión Ambiental de la Intendencia de Montevideo irrumpieron en el domicilio y constataron que no se respetó el distanciamiento social ni otras medidas previstas en los protocolos contra el Covid-19.

Según informó el diario El País, “sobre las 4.30 de la mañana los inspectores detectaron el lugar de la fiesta que se realizaba en un predio privado cuyo propietario era un ciudadano argentino”.

Además, la prensa de ese país indicó que no es la primera vez que se realizan este tipo de eventos en ese domicilio.

La Policía secuestró los equipos de música y desalojó la casa en la que se desarrollaba la fiesta.

Incluso, la primera información afirma que la convocatoria a la fiesta se realizó a través de las redes sociales, fundamentalmente Instagram.

El coordinador de la Dirección General de Higiene y Medio Ambiente de la Intendencia de Maldonado, Carlos Medina, dijo a El País que primero se secuestraron los equipos de música y que ahora se analizarán las multas que deberá pagar el organizador de la fiesta.

El pasado jueves, el Parlamento uruguayo aprobó, únicamente con votos del oficialismo, limitar por 120 días el derecho de reunión consagrado por la Constitución, ante el avance del covid-19. De esta forma, modificó el proyecto original del Gobierno que pretendía hacerlo de forma indefinida.

La iniciativa la impulsó el gobierno de Luis Lacalle Pou ante los picos de casos diarios del coronavirus en Uruguay, con varios días consecutivos con más de 1.000 contagios.

La normativa establece que las multas que se cobren se destinarán al Fondo Coronavirus que mantiene vigente el país, “sin perjuicio de las acciones penales que pudieran corresponder”.

Actualmente, Uruguay atraviesa un rebrote de la primera ola. La emergencia sanitaria, por la detección de los primeros cuatro positivos, fue declarada el 13 de marzo de 2020.

El país se encuentra en la zona roja de riesgo de la pandemia del índice de Harvard al acumular un promedio de más de 25 casos por cada 100.000 personas en los últimos siete días.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios