Cambio climático en el mar: Argentina participa de la Conferencia sobre los Océanos de las Naciones Unidas

Difunde en las redes

Climate change in the sea: Argentina participates in the Conference on the Oceans of the United Nations.

Los trabajos argentinos sobre los niveles de acidificación oceánica causados por el incremento del dióxido de carbono en la tierra y en el mar, serán presentados en la Conferencia sobre los Océanos de las Naciones Unidas que se realiza en la ciudad portuguesa de Lisboa.

La presentación de los avances argentinos estará a cargo de Carla Berghoff, doctora en Química de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) e investigadora del programa de Dinámica del Plancton Marino y Cambio Climático del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep) desde 2012.

La investigadora afirmó desde Lisboa que “la acidificación oceánica es uno de los problemas vinculados al aumento del dióxido de carbono en la tierra y en el mar; el mar es como un pulmón azul que es beneficioso para el planeta porque absorbe parte del dióxido de carbono vinculado al calentamiento global, pero eso lo vuelve más ácido y afecta los organismos que viven en él”.

Berghoff, codirectora de la Red Latinoamericana de Acidificación de los Océanos (Red Laoca) que fue impulsada por Argentina para fortalecer estudios en la temática, e integrante de la red global de trabajo en la materia, en ese sentido destacó que “el Inidep lidera los estudios en el país en monitoreo del sistema de los carbonatos para evaluar posibles cambios vinculados a la acidificación oceánica”.

“Todos los meses desde hace 22 años un buque del Inidep va a un punto del Mar Argentino, a la altura de la localidad balnearia bonaerense de Miramar, que conocemos como Estación Permanente de Estudios Ambientales (EPEA) y realizamos relevamiento a los que desde hace seis años se sumó el monitoreo de carbonatos; como es una serie de datos a largo plazo en el mismo lugar y de manera continua es una forma de ‘tomarle el pulso al mar’ como si fuese un paciente”, detalló.

Al respecto, añadió que “el Mar Argentino es muy grande y sus distintas regiones presentan diferentes variables de interés oceanográfico y para la actividad pesquera, este es un campo con muy pocos estudios previos en el que los sensores autónomos del buque del Inidep nos permiten reunir mucha información”.

Berghoff advirtió que “en otras partes del mundo ya son registrables los efectos de la acidificación oceánica, sobre todo en organismos calcificadores como langostinos, vieiras, o el plancton; la acidificación baja el PH del agua lo que deja disponible menos ion-carbonato que es el elemento que estas especies necesitan para su desarrollo, entonces se empiezan a identificar poblaciones que sufren o se debilitan porque no toleran el cambio de PH, o ejemplares que al momento de ser consumidos presentan ‘menos gusto'”.

“Además del Inidep, en Argentina hay investigadores de otras instituciones trabajando en evaluar el posible impacto sobre distintas especies ante diferentes escenarios de acidificación; en nuestro país estamos trabajando en la iniciativa ‘Pampa Azul’, la Red de Observación Marina Argentina y otros mecanismos; el objetivo de estos espacios es poner toda la información producida a disposición de los tomadores de decisión”, completó la científica.

En su sitio web, el Inidep indicó que la Conferencia sobre los Océanos, organizada conjuntamente por los Gobiernos de Kenia y Portugal, llega en un momento crítico en el que el mundo está reforzando sus esfuerzos para movilizar, crear y promover soluciones que permitan alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible antes de 2030.

La Conferencia promoverá una serie de soluciones innovadoras con base científica muy necesarias con el objetivo de iniciar un nuevo capítulo en la acción mundial para los océanos.

Las soluciones para una gestión sostenible de los océanos precisan de la aplicación de tecnología ecológica y el uso innovador de recursos marinos. Entre ellas también se incluye abordar las amenazas para la salud, la ecología, la economía y la gobernanza del océano: la acidificación; la basura marina y la contaminación; la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada; y la pérdida de hábitats y biodiversidad.

Fuente: Télam.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios