Arde la pandemia en Europa: hay una “explosión” de casos y los países vuelven a confinar a la población

Difunde en las redes

The pandemic is burning in Europe: there is an “explosion” of cases and countries are once again confining the population.

Los países europeos se enfrentan a la segunda ola de contagios por la pandemia de coronavirus, con un aumento de casos, muertes y medidas de restricción a la población.

Los países europeos se enfrentan a la segunda ola de contagios por la pandemia de coronavirus, con un aumento de casos, muertes y medidas de restricción a la población. Varios están disponiendo fuertes restricciones luego de que había disminuido los controles.

“Vemos una explosión en el sentido de que solo han sido necesarios un par de días para ver como la región europea registraba un incremento de más de un millón de casos”, explicó el director regional para Europa de la organización, Hans Kluge, en entrevista a la AFP. “Vemos como la mortalidad crece poco a poco”, añadió.

Inglaterra entra en un segundo confinamiento cargado de “incertidumbre”.

“La incertidumbre es lo más preocupante”, afirma Juliana Afanasjeva, responsable de una tienda de material artístico en Londres, obligada a cerrar como todos los comercios no esenciales de Inglaterra en el inicio, este jueves, del segundo confinamiento nacional contra el coronavirus.

Para tranquilizar a trabajadores y empresas, el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, anunció la prolongación durante cinco meses de las ayudas gubernamentales para proteger el empleo.

Así, hasta finales de marzo el gobierno pagará el 80% del sueldo -hasta 2.500 libras mensuales– correspondiente a las horas no trabajadas de los empleados que no sean despedidos pese a la caída de la actividad.

“Extender el desempleo técnico y aumentar nuestro apoyo a los autónomos protegerá millones de empleos y dará a las personas y a las empresas la certeza que necesitan durante este difícil invierno”, dijo Sunak ante el parlamento.

También el Banco de Inglaterra contribuyó a sostener la economía británica, al anunciar una ampliación de 150.000 millones de libras (195.000 millones de dólares, 166 millones de euros) de su programa de compra de activos, que alcanza así ya los 895.000 millones de libras.

En principio hasta el 2 de diciembre, los 56 millones de habitantes de Inglaterra solo podrán salir de casa para comprar comida, acudir al médico, hacer ejercicio o ir a trabajar si les es imposible hacerlo a distancia.

Todos los comercios no esenciales y los locales de ocio tuvieron que cerrar pero, a diferencia del primer confinamiento, guarderías, escuelas y universidades permanecen abiertas.

País más castigado de Europa por la pandemia, el Reino Unido cuenta casi 48.000 muertos: el miércoles se registraron 492, el mayor balance diario desde el 12 de mayo.

Tras haberse resistido durante semanas a imponer un segundo confinamiento nacional, el primer ministro Boris Johnson acabó anunciado repentinamente el sábado que seguía los pasos de vecinos como Francia e Irlanda con la esperanza de poder permitir a las familias reunirse en Navidades.

Esforzándose por tranquilizar, Johnson insistió el miércoles en que las medidas “están limitadas en el tiempo”.

“No es que elijamos ponerles fin sino que expiran legalmente”, aseguró en el parlamento.

“Hagamos lo que hagamos a partir del 2 de diciembre, requeriremos un nuevo mandato y un nuevo voto de esta cámara”, precisó, insistiendo en su intención de volver a principios del próximo mes al sistema de restricciones locales.

Pero más de un ministro ha dejado claro que no se puede descartar una extensión del confinamiento si al cabo de las primeras cuatro semanas el nivel de infecciones sigue siendo elevado.

“No podemos excluir nada en esta crisis”, volvió a reconocer el jueves el ministro de Justicia, Robert Buckland, al canal Sky News.

Esto, además de la angustia psicológica de quienes temen sentirse aislados sin poder ver a familiares y amigos, provoca gran preocupación en empresas y trabajadores.

Rodeada de botes de pintura antes de echar el cierre, Juliana Afanasjeva se preguntaba: “¿Qué es lo que realmente va a pasar después?”“Si va a haber una transición como tras el confinamiento anterior (…) o si realmente vamos a mantener nuestros trabajos”.

Instaurado el 23 de marzo, el primer confinamiento fue levantado muy progresivamente, por sectores, desde principios de junio y hasta finales de julio.

Pero ante la reducción de la actividad muchos negocios no lograron despegar mientras varias zonas, especialmente en el norte, se vieron rápidamente bajo crecientes restricciones locales por el aumento de casos.

Denunciando las graves consecuencias que tendrá un segundo confinamiento para una economía ya muy castigada por el primero, el miércoles 34 miembros del Partido Conservador de Johnson se opusieron a la medida y 18 se abstuvieron, incluida la ex primera ministra Theresa May.

Pero la decisión fue aprobada por 513 votos contra 37 gracias al apoyo de una inmensa parte de la oposición. Su líder, el laborista Keir Starmer, consideró que sería una “locura” poner fin al cierre en una fecha fija si los casos no retroceden lo suficiente, haciendo temer un choque en una próxima votación.

Alemania marca un récord diario con casi 20.000 nuevos contagios de coronavirus.

Alemania informó hoy 19.990 nuevos contagios de coronavirus contabilizados en la última jornada, lo que marca el mayor aumento diario desde que comenzó la pandemia, informó hoy el Instituto Robert Koch (RKI), encargado del control de enfermedades infecciosas.

El número total de casos de coronavirus en el país es de 597.583, mientras la cifra actual de muertos aumentó a 10.930, señaló un informe de las autoridades sanitarias citado por la agencia de noticias Europa Press.

El RKI estima además que unas 391.600 personas se curaron de la enfermedad y que la cifra de reproducción, o valor R, fue ayer de 0,81, frente a 0,94 del día anterior, lo que significa que cada infectado contagia aproximadamente a una persona.

El Gobierno aprobó ayer un “confinamiento suave” que incluye el cierre de restaurantes, cines, teatros y gimnasios durante cuatro semanas.

Las restricciones adoptadas son menos severas que las que Alemania impuso en la primera fase de la pandemia en marzo y abril, ya que esta vez permanecerán abiertas las escuelas, los jardines de infantes y comercios no esenciales, como peluquerías.

Pero las autoridades del país decidieron la semana pasada que era necesario una cuarentena “light” ante la abrupta segunda ola de contagios de coronavirus, que ya obligó a muchos otros países de Europa a imponer medidas más o menos drásticas.

París suma restricciones nocturnas para enfrentar el rebrote de coronavirus.

La alcaldía de París anunció hoy nuevas restricciones para frenar los contagios de coronavirus en la capital francesa, que incluyen el cierre a partir de las 22 de algunos comercios que venden alcohol y restaurantes que ofrecen comida para llevar.

Así lo informó la alcaldesa Anne Hidalgo, quien detalló que estos comercios deberán cerrar en el nuevo horario “porque en algunos casos ha habido abusos”, dijo, aludiendo a “concentraciones” de personas frente a algunos negocios.

La nueva normativa, que deberá aplicarse también en los suburbios más cercanos de París, fue decidida ayer en coordinación con el jefe de la policía de la capital francesa, Didier Lallement, añadió Hidalgo en una entrevista con la cadena BFM.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, decretó un nuevo confinamiento a nivel nacional el viernes pasado, lo que obliga al cierre de los comercios considerados no esenciales.

Los supermercados, las tiendas de barrio y licorerías permanecen abiertos y los restaurantes pueden ofrecer un servicio para llevar.

Anne Hidalgo dijo que la situación en París y sus suburbios es “muy preocupante”.

Ayer, la agencia de salud pública registró a nivel nacional más de 40.500 nuevos contagios del coronavirus en 24 horas y 385 muertes en los hospitales, una cifra que excluye los fallecimientos en los asilos para ancianos, según informó la agencia de noticias AFP.

La cifra de muertos en Francia asciende a 38.674 desde marzo y actualmente más de 4.000 personas están en cuidados intensivos.

Desde el viernes pasado los franceses tiene prohibido salir de sus casas, excepto para ir a la oficina -si no es posible trabajar desde casa-, ir al médico, hacer ejercicio al aire libre, dejar a los niños en la escuela o hacer las compras esenciales.

El anuncio de Hidalgo se produce después de una confusión a principios de la semana cuando el portavoz del gobierno, Gabriel Attal, anunció un nuevo toque de queda en París, además del confinamiento, que fue posteriormente desmentido por la oficina del primer ministro.

La alcaldesa de París dijo que estas nuevas restricciones no equivalían a un toque de queda ya que no afectan a todos los comercios.

Grecia vuelve imponer un confinamiento para frenar los contagios de coronavirus.

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, anunció hoy la instauración de un nuevo confinamiento a partir del sábado para frenar la segunda ola de contagios de coronavirus que golpea al país.

“Es una decisión difícil” pero “hay que tomar medidas durante tres semanas para vencer esta segunda ola”, dijo el jefe de Gobierno en una conferencia de prensa telemática.

El confinamiento comenzará a las 6 del sábado y solo las “tiendas esenciales” como supermercados y farmacias seguirán abiertas, según Mitsotakis.

Para salir de casa, se requiere indicar a las autoridades el motivo y el horario por mensaje de texto telefónico y obtener autorización a través del mismo sistema, informó la agencia de noticias AFP.

A diferencia del primer confinamiento impuesto por seis semanas a fines de marzo, “los jardines infantes y las escuelas primarias seguirán abiertas”, indicó Mitsotakis.

La enseñanza a distancia volverá a regir para la educación secundaria, mientras las universidades ya funcionan a distancia.

Las medidas tienen lugar en un momento en que los contagios están en aumento.

En total, cerca de 47.000 personas se contagiaron en Grecia, más de 2.600 entre el martes y el miércoles, y 673 murieron.

“Si seguimos a este ritmo en 10 días, tendremos más de 1.000 personas en el hospital”, advirtió Mitsotakis.

Dinamarca impone restricciones en ciudades por mutación del coronavirus en visones.

Siete alcaldes de ciudades de Dinamarca anunciaron hoy nuevas medidas de restricción después de que se detectara una mutación del nuevo coronavirus en 12 residentes que fueron contagiados por visones.

Los alcaldes anunciaron el cierre de restaurantes y alentaron a los habitantes de la región a realizarse el test de coronavirus.

Al mismo tiempo, se cerrarán las fronteras de esas ciudades con siete municipios del norte del país, informó el alcalde de Vesthimmerland, en declaraciones a la emisora danesa TV2.

La alcaldesa de la ciudad portuaria de FrederikshavnBirgit Hansen, por su parte, dijo que solo las personas con “funciones críticas” podrán cruzar los límites municipales.

También se instará a las personas de la región, que tiene numerosas granjas de visones, a trabajar desde casa.

Las restricciones se implementarán desde mañana y durarán cuatro semanas.

La medida se produce después de que la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, informara ayer que alrededor de 17 millones de visones criados en granjas deben ser sacrificados para minimizar el riesgo de que retransmitan esta mutación del coronavirus a los humanos.

Dinamarca es el mayor exportador mundial de pieles de visón.

El Gobierno ya lanzó una primera campaña de sacrificio de visones este verano después de que se detectaran los primeros casos de coronavirus en criadores.

También se sacrificaron visones en Países Bajos y España después de encontrar infecciones.

La mutación “podría representar un riesgo de que futuras vacunas no funcionen como está previsto”, explicó Frederiksen al hacer el anuncio.

Aunque no agrava las complicaciones causadas por el coronavirus en el ser humano, la mutación resta eficacia a los anticuerpos, según las autoridades danesas.

Dinamarca reportó hasta ahora un total de 51.042 casos de coronavirus, incluyendo 729 muertes.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios