Image default

Con un gol récord de Cristiano Ronaldo, Portugal derrotó en un partidazo a Ghana

Listen to this article

With a record goal from Cristiano Ronaldo, Portugal defeated Ghana in a great game.

Portugal venció hoy a Ghana por 3 a 2 en el estadio 974, en un partido correspondiente a la primera fecha del grupo H del Mundial de Qatar.

Portugal logró una sufrida victoria ante Ghana por 3-2, este jueves en partido del Grupo H del Mundial, después de que Cristiano Ronaldo venciera la resistencia africana al transformar un penal en el minuto 65, que lo convirtió en el primer futbolista de la historia en anotar en cinco Mundiales.

El portugués logró su octavo gol en 18 partidos, después de haber anotado uno en Alemania-2006, otro en Sudáfrica-2010 y otro más en Brasil-2014, con cuatro en Rusia-2018, incluido un hat-trick contra España.

Cuando el partido estaba atascado para Portugal con un empate sin goles, Cristiano Ronaldo recibió un centro al área desde la izquierda y forcejeando con el defensor Mohammed Salisu cayó al suelo, decretando penal el árbitro estadounidense Ismail Elfath.

Ghana, pese a todo, logró empatar en una de las pocas aproximaciones en el minuto 73, por medio de Andre Ayew, al recibir un centro desde la izquierda.

Pero Portugal, al que le había costado encontrar el gol, se repuso, y anotó dos tantos más, por medio de Joao Felix (78) y Rafael Leao (80), en dos semicontragolpes, precisamente cuando Ghana se había envalentonado.

Con el partido resuelto, Ghana anotó un tanto más, por medio de Osman Bukari (89).

El encuentro se adivinaba como un duelo entre Cristiano Ronaldo, el delantero portugués, con cinco Mundiales a sus espaldas, a sus 37 años, e Iñaki Williams, de 28, recién ‘fichado’ por Ghana, nacido en Bilbao y que llegó a jugar un amistoso contra Bosnia con la selección española.

Ronaldo cumplió su objetivo.

Y el pulso fue claramente ganado por Cristiano Ronaldo, que desaprovechó un mano a mano en el 83, aunque se decretó fuera de juego, antes de ser sustituido en el 88.

Cristiano, en el que será probablemente su último Mundial, buscaba convertirse en el primer futbolista de la historia en anotar en cinco Mundiales. Y lo logró.

Los objetivos de Iñaki Williams, cuyo hermano pequeño Nico sí juega en la selección española y está también en este Mundial, eran más modestos.

Tras no rendir en la Roja, tal vez quería demostrar, con la patria de sus padres, que tiene suficiente calidad para haberlo hecho.

Pero Portugal, con un elenco de futbolistas que juegan en los mejores clubes de Europa, impuso su jerarquía desde el principio.

Cristiano Ronaldo también tenía la motivación de demostrar que a su edad sigue teniendo calidad para jugar en cualquier club de Europa, pese a no tener en este momento equipo, al rescindir su contrato con el Manchester United, tras unas declaraciones poco amistosas hacia la entidad.

Con el mando del partido claramente en manos de Portugal, Cristiano Ronaldo protagonizó las dos mejores ocasiones en el primer cuarto de hora.

Primero, con velocidad, filtrándose entre los defensas, para recibir un pase adelantado, pero no pudo superar al portero africano, que se le encimó, haciendo que el remate del portugués rebotase en su cuerpo.

Y después cabeceando en buena posición un centro de Raphael Guerreiro desde la izquierda, en un remate que se marchó fuera.

Portugal líder de grupo.

Portugal dominaba con un técnico centro del campo y tres hombres adelantados, ya que a Cristiano Ronaldo le apoyaban mucho por los costados Joao Felix y Otavio, pero solo el exjugador del Real Madrid llevaba peligro.

Iñaki Williams, por su parte, esperaba en vano que algún balón le llegase, con poco éxito. Casi no tocó el balón.

Ghana, con su ordenada defensa de cinco hombres, sobrevivía como podía a las embestidas lusas.

Cristiano Ronaldo llegó a marcar un gol cumplida la media hora, pero el árbitro lo anuló al considerar que previamente había empujado a Alexander Djuku con el brazo.

El decorado no cambió en el segundo tiempo y se mantuvo el acoso luso, con algún raro contragolpe africano.

En uno de ellos, Mohammed Kudus realizó una gran cabalgada, en el minuto 55, en la que casi recorrió todo el campo para lanzar un disparo que rozó uno de los postes.

Las gradas estaban llenas de público devoto de Cristiano Ronaldo y cumplida la hora de partido empezó a cantar el nombre del ídolo portugués, tal vez ansioso de verle marcar.

Ronaldo escuchó esas aclamaciones y poco después cumplió sus deseos, abriendo una victoria que coloca a Portugal primera del Grupo H, con tres puntos, mientras que Uruguay y Corea del Sur, que empataron este jueves sin goles, tienen uno.

Relacionadas

Francia derrotó a Polonia 3 a 1 y clasificó a cuartos de final

Nova

Inglaterra venció a Senegal y se apropia del lugar en cuartos de final

Nova

La Selección se sobrepuso a un final infartante, derrotó 2-1 a Australia y pasó a cuartos de final

Nova