Misofonía: cómo tratar el síndrome de la hipersensibilidad a los sonidos

Difunde en las redes

Misophonia: how to treat sound hypersensitivity syndrome.

La reacción desmedida frente a sonidos específicos que resultan molestos o desagradables para el oído tiene una explicación.

Según varias investigaciones, entre el 15% y 20% de la población puede mostrar síntomas de misofonía, es decir, la sensibilidad a determinados sonidos, como escuchar a alguien masticar. Algunas personas incluso experimentan una respuesta anormal de lucha o huída, según Zachary Rosenthal, profesor de psicología en la Universidad de Duke.

Se trata de una respuesta física real a un estímulo externo, y no sobre un fenómeno psicológico o psiquiátrico. “No es un problema de control o que la persona sea pasiva agresiva”, aseguró el especialista. Y añadió: “Puede sentir pánico, pero no es un ataque de pánico”.

Tampoco significa reaccionar negativamente a todos los estímulos auditivos, sino a una variedad de sonidos específicos que son particularmente irritantes. Como el sonido de alguien haciendo clic en una lapicera o pegándole a la mesa con un lápiz.

Para las personas con misofonía, “los sonidos van directamente a la amígdala y desencadenan la respuesta de lucha o huida”, dijo Jennifer Brout, psicóloga clínica infantil y directora de la Red Internacional de Investigación sobre Misofonía.

“A menudo puede ser peor con aquellos con quienes vivimos”, señaló Brout. Y explicó: “Está asociada con la memoria. Al conocer gente nueva, no hay un comportamiento molesto específico en el que concentrarse, y lleva un tiempo decidirse por un desencadenante en particular”.

Cómo tratar la misofonía.

Rosenthal aconseja a los pacientes potenciales que primero visiten a un médico clínico y que informen los síntomas. A partir de ahí, dijo que el mejor tratamiento es un “enfoque multidisciplinario coordinado”. Eso podría significar visitar especialistas como audiólogos y terapeutas ocupacionales.

Orientaciones básicas de salud, como hacer suficiente ejercicio y dormir bien “no evitará que se te desencadenen”, aseguró el especialista. Sin embargo, reducirán el estado general de estrés que puede exacerbar la misofonía.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios