La receta del domingo: “Crumble de manzana”

Difunde en las redes

Sunday’s recipe: “Apple Crumble”.

Una sencilla y deliciosa combinación que vale la pena probar. Ideal para una merienda o para coronar una cena con tus seres queridos.

Son muchos los postres de manzana que vale la pena preparar y el crumble sin duda es uno de ellos. Se trata de una deliciosa cubierta crocante con manzanas horneadas, una combinación que te hará lucir en la cocina.

Y si bien es un postre británico que data de la Segunda Guerra Mundial, hoy en día se encuentra más vigente que nunca. Ideal para comer solo o acompañar con helado de americana.

Así que ya sabes, si quieres una receta para acompañar una tarde con amigos o coronar una cena con tus seres queridos, el Crumble de manzana es ideal para la ocasión. Un postre que no querrás dejar de probar.

Crumble de manzana

Ingredientes:

Para la masa:

La masa de este postre es muy sencilla y lleva muy pocos ingredientes.

125 gramos de harina

15 gramos de azúcar

75 gramos de manteca

1 pizca de azúcar impalpable o glas

1 pizca de sal

½ huevo

Agua helada

Para el relleno:

1 kilo de manzanas verdes

20 gramos de azúcar

20 gramos de manteca

10 gramos de almendras o nueces

Para el stroisel:

50 gramos de azúcar

50 gramos de manteca

75 gramos de harina

Procedimiento paso a paso:

El Apple crumble es una receta muy sencilla. Para preparar la masa utilizamos el método sablage que consiste en mezclar la harina con la mantequilla frotando con las manos hasta conseguir una mezcla arenosa.

Luego agregamos el azúcar y la sal. (Siempre frotando las palmas de la mano). Y más tarde incorporamos el huevo y si es necesario un poco de agua.

Sumamos el azúcar glas y mezclamos hasta obtener una masa homogénea. Dejamos reposar.

Para el relleno, pelamos las manzanas (es preferible que sean verdes) y las cortamos en cuadrados.

Las colocamos en una olla y las cocinamos junto con el azúcar y la manteca hasta que queden transparentes. Dejamos enfriar y agregamos las almendras o las nueces. Reservamos.

Por último, vamos a dedicarnos al stroisel. Para ello mezclamos la manteca, el azúcar y la harina y formamos pequeños grumos con los dedos. Lo colocamos en la heladera hasta que sea el momento de usarlo.

Una vez que tenemos todo, vamos a preparar la tarta. Estiramos la masa en un recipiente de horno y cocinamos durante 10 minutos hasta que blanquee. Retiramos y dejamos enfriar.

Agregamos el relleno y cubrimos con el stroisel.

Devolvemos al horno a una temperatura de 190° hasta que se dore.

Retiramos, dejamos enfriar y servimos con la decoración que más nos guste. Podemos acompañar el postre con una boche de helado de americana.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios