La receta del domingo: “Bizcochuelo de algodón”, súper suave, sin grasa ni levadura

Difunde en las redes

Sunday’s recipe: “Cotton cake”, super soft, without fat or yeast.

El bizcochuelo de “algodón” es una preparación ligera que no lleva manteca, ni aceite, ni polvo de hornear.

Ingredientes:

– 8 huevos

– 120 gr de harina

– 225 gr de azúcar

– Una pizca de sal

Procedimiento:

1. Primero, debés dejar preparado el molde donde luego se horneará el bizcochuelo. Lo ideal es utilizar un molde metálico redondo o en forma de corona y con un diámetro de 22 o 24 cm. Para facilitar el desmoldado, forrar el molde con papel manteca.

2. Para preparar este bizcochuelo, vamos a trabajar pon un lado con las claras y por otro con las yemas, así que debemos separarlas en dos bowls distintos.

3. En el bowl de las claras, añadir una pizca de sal y montarlas a punto de nieve. Batir al principio a baja velocidad y, a medida que veamos que la mezcla va espumando, ir aumentando la velocidad hasta llegar al máximo de la batidora. Batir durante unos minutos, hasta que tengamos las claras bien firmes, a punto de nieve.

4. Por otro lado, poner en un bowl el azúcar e incorporar las yemas y batir de nuevo. Empezar a baja velocidad, hasta que se haya integrado un poco el azúcar, para ir luego aumentando hasta alcanzar la velocidad máxima. Al no llevar levadura entre sus ingredientes, para conseguir luego que crezca en el horno, hay que generar el aire en la mezcla de los huevos. Esto se consigue batiendo con paciencia, el tiempo necesario para que la mezcla se vuelva muy cremosa y blanquecina y que, al menos, haya doblado su volumen inicial.

5. Incorporar la harina previamente tamizada de poco en poco, incorporar dos o tres cucharadas y mezclar con movimientos envolventes. Así, de poco en poco, ir añadiendo la harina hasta que la tengamos toda bien integrada.

6. Ir ahora incorporando las claras, de la misma manera que hemos hecho con la harina, de poco en poco y mezclando con movimientos suaves y envolventes para que no se bajen. Como la masa del mol es espesa, al principio cuesta un poco integrarlas, pero, al ir añadiendo claras a la mezcla, la masa se va volviendo más cremosa y ligera.

7. Poner la mezcla en el molde que habíamos preparado al principio y meter a hornear el bizcochuelo. El horno debe estar precalentado, y cocinar la preparación a fuego suave, aproximadamente 160ºC . Tarda alrededor de 50 minutos en cocinarse, pero el tiempo total va a depender mucho de tu horno. Para saber si está cocido, solo debés pinchar en el centro con un palillo y comprobar que éste salga limpio.

8. Antes de sacarlo del horno, dejar reposar unos minutos en el horno, con el fuego apagado y la puerta entreabierta, y finalmente dejar que el bizcochuelo termine de enfriar sobre una rejilla. Luego, se bajará un poco, pero esto es normal, ya que lleva muy poca harina y su textura es muy suave.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios