Huerta en casa: qué tener en cuenta a la hora de armarla

Difunde en las redes

Garden at home: what to take into account when putting it together.

No se necesita tener hectáreas de campos ni una chacra para poder sembrar y cosechar alimento. Basta con unos pocos centímetros de tierra para empezar a plantar.

Comer sano, saber lo que se come y de dónde viene. Tal vez sea esa una de las razones por las cuales cada vez más personas toman conciencia de la importancia de una alimentación libre de agrotóxicos y saludable y arman su propia huerta.

En principio hay que aclarar que no se necesita tener hectáreas de campos ni una chacra para poder sembrar y cosechar alimento. Basta con unos pocos centímetros de tierra para empezar a plantar.

Hoy en día existen numerosos blogs, sitios especializados y videos en YouTube que enseñan cómo hacerlo. Por lo que si querés comenzar en tu patio o tu balcón podés empezar hacerlo, siempre teniendo en cuenta algunos aspectos.

Elegí el mejor lugar.

Por lo general, las plantas necesitan tener unas seis horas de luz solar, en especial los tomates, los pimientos, las berenjenas y otros vegetales. La exposición tiene que ser intermedia porque si tienen mucho sol tampoco es bueno ya que se corre el riesgo de que se quemen algunas hojas.

Optá por macetas con agujeros.

Más allá de lo estético, para que las plantas crezcan sanas y fuertes necesitan espacio y buena respiración. Si los recipientes elegidos no disponen de agujeros, el agua se va a quedar estancada y puede matarla. Además, es preciso que tengan buena profundidad para que las raíces puedan crecer. Optá por las que tengan entre 7 a 15 centímetros.

Buena tierra.

La tierra es tan fundamental como el agua y el sol. Las plantas requieren de un lugar rico en nutrientes, por eso es aconsejable mezclar varios tipos de abonos o sustratos ya que cada uno tiene diferentes características que permiten otorgar una mejor nutrición. Además, debe ser esponjosa, ya que tiene que posibilitar la entrada de oxígeno y ser capaz de mantener una buena humedad.

Ni muy muy ni tan tan.

La cantidad de agua suele ser a veces tema de confusión. No todas las plantas requieren la misma cantidad de líquido ni pueden ser regadas de igual manera. Hay algunas que precisan que se las rocíe en las hojas y otras que sólo buscan agua en las raíces. La idea es mantener una humedad constante, ajustándola a la época del año y a las hortalizas que estemos cultivando.

Mirar el calendario.

Es un error creer que si tiramos semillas en cualquier momento en la tierra, va a crecer la planta en un corto período. Existe un calendario de siembra de frutas y hortalizas, dividido por estaciones, que indica cuándo sembrar, cuándo trasplantar y cuándo cosechar. Así que si querés plantar algún vegetal en particular es conveniente consultar antes de hacerlo para saber el momento en el que vas a poder consumirlo.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios