“Femicidio”: filma un documental sobre el asesinato de su madre-Nova

Difunde en las redes

Mara Ávila, de 36 años, está grabando la película “Femicidio. Un caso múltiples luchas”, donde cuenta la historia de María Elena Gómez, su mamá, quien fue asesinada por la pareja en 2005. En estas líneas, la valentía y peculiaridad de la joven que elije relatar en primera persona el femicidio de la mujer que le dio la vida en un filme que la obliga a revivir su propia historia. 

Mara Ávila, de 36 años, está filmando el documental “Femicidio. Un caso múltiples luchas”, donde cuenta la historia de María Elena Gómez, su mamá, quien fue asesinada por la pareja en 2005. En estas líneas, la valentía y peculiaridad de la joven que elije relatar en primera persona el femicidio de la mujer que le dio la vida en un filme que la obliga a revivir su propia historia.

Los hechos: traducir en positivo un momento traumático

El 19 de julio de 2005, María Elena Gómez (53) o “Miss Mariela”, como la llamaban sus alumnos de inglés, salió a bailar con su pareja, Ernesto Jorge Narcisi (63). Antes de la medianoche, Narcisi la mató a puñaladas. En ese momento, los medios comunicaron la noticia como un “crimen pasional en Puerto Madero”.

Después de esto, la historia de una joven, estudiante de Ciencias de la Comunicación, que decide hacer un documental como el modo de traducir en positivo el momento más traumático de su vida. “Se cumplieron diez años del femicidio de mi mamá y yo tengo, todavía, mucho por procesar. La grabación de la película me genera mucho dolor, pero soy optimista y sé que también me ayuda a elaborar y continuar ese proceso”, explica Mara a Nova Comunicaciones.

Planteado así, el documental actúa como una manera de hacerle justicia al tema, “es como querer hacer algo por mi mamá y por mí”. Con el tiempo, Mara fue escribiendo notas en algunos medios, hizo ponencias sobre violencia de género y femicidio y buscó “la forma de darle otro tinte a esta historia. Son pequeñas acciones que me permiten transformar el impacto que sentí al ver el cadáver de mi mamá en la tapa de los diarios”.

Del “crimen pasional” a la mirada de género

El día del asesinato de su madre, Mara no pensó que se trataba de un femicidio: “No entendía nada. En ese momento no pude ponerme a pensar cuál había sido el tratamiento del tema por los medios o si eso era realmente un crimen como otros”. Mara no vio inmediatamente la nota del diario que hablaba de “crimen pasional”, pero muchos de sus conocidos se enteraron así.

La idea del documental surgió con los años, cuando “estaba trabajando en un tema de tesina para recibirme y me aburría. Entonces pensé en un tema que me motivara: enseguida surgió la idea de hacer un corto sobre el femicidio de mi mamá”.

La motivación de hacer la filmación la llevó a indagar cuál sería el mejor tratamiento. Para esto la ayudo mucho, en 2010, empezar a politizarse: “En ese momento me encontré con unas ex alumnas de mi mamá —que ahora son amigas— y empecé a interesarme más por la política y a comprender que lo ocurrido era un femicidio”. La ayudaron a “entenderlo en esos términos sociales”, como ella explica. Los hechos ocurrieron en 2005, cuando la conciencia social también era otra: “Si sucediera hoy lo detectaríamos. Ahora matan a una mujer en ciertas condiciones y sabés que es femicidio. En ese momento no se hablaba”.

En 2014 presentó una ponencia en el Centro Cultural de la Cooperación que analizaba el tratamiento de la noticia en los medios. Allí Conoció a Carolina Reynoso, directora de la película “Yo aborto, tu abortas, Todxs callamos”, quien le propuso convertir el corto en película, acercándole la posibilidad de financiarlo a través del INCAA. Consiguieron el primer subsidio para armado de guión: Mara es la directora y guionista del documental, mientras que Carolina realiza la producción ejecutiva. 

#NiUnaMenos

La convocatoria #NiUnaMenos en el Congreso de la Nación marcó el inicio de la grabación documental: “Fue una primera jornada de registro, de aprendizaje y de conocer a las personas que se habían ofrecido a colaborar. Estaba muy nerviosa”, cuenta Mara, y continúa: “Fue muy importante, porque después de 10 años significó salir y decir esto no fue un crimen pasional, fue un femicidio. Estuvimos presentes por mi mamá y nos sentimos parte”.

“El cambio más grande que traté de hacer en este tiempo tiene que ver justamente con eso, sentirme parte de la sociedad”, afirma convencida. Esa comprensión le permitió dar un sentido a lo ocurrido y “en ese camino logré entender que mi mamá había sido una víctima. Antes yo tenía bronca con mi mamá, por haber salido con ese tipo. Hoy entiendo que no debemos culpar a la víctima”.

Sobre el armado del filme, Mara explica que, aunque la temática sea dura, desea “hacer un documental artísticamente bello. Más allá de lo político y de lo emocional, me gusta el arte y deseo que sea una película poética”. Aquí también se pone en juego hacer algo por los demás: “Si a mí me pasó esto, puedo hacer algo para ayudar. Es un caso representativo de una situación que ocurre casi todos los días”.

Luego de cumplir ocho años de condena, Narcisi fue dado en libertad. Sin embargo, este documental, en etapa de producción, recorre un camino en el que la visibilización de la violencia de género no la dejará pasar desapercibida. “Un caso”, hoy continúan las “múltiples luchas”.    

A quienes deseen colaborar pueden seguir a “Film Femicidio” en las redes sociales, difundir y colaborar a través de apoyo institucional o económico ([email protected]). 

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios