Bicarbonato de sodio, un aliado del jardín y la huerta: cómo y cuándo usarlo

Difunde en las redes

Baking soda, an ally of the garden and orchard: how and when to use it.

El bicarbonato de sodio es un implemento clásico de uso cotidiano en el hogar. Normalmente, este producto se usa de múltiples formas en el ámbito doméstico, generalmente disuelto en agua y tiene el comportamiento químico como base débil.

Sin embargo, este polvo blanquecino tiene beneficios que pueden ser bien aprovechados por los cultivos de la huerta del hogar así como también por las plantas del jardín.

LOS USOS EN LA HUERTA Y EL JARDÍN.

  • Aleja a las plagas:  Es una forma segura de mantener cerca a los insectos beneficiosos y evitar a los que perjudican a los cultivos del hogar. Para lograrlo, se tiene que espolvorear bicarbonato de sodio en el suelo con un tamiz de harina. Con esparcir este producto en el suelo, se logrará mantener a las hormigas, cucarachas y babosas lejos de la huerta. Cabe remarcar que esta aplicación no debe establecer contacto con las plantas.

  • Previene enfermedades fúngicas: Para prevenir a los hongos fitopatógenos en la huerta con el uso de este producto, se procede a mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con dos o tres gotas de jabón líquido en un litro de agua. Luego, se deberá pulverizar la solución sobre las plantas infectadas. La acción de esta sustancia ayuda a que las plantas se vuelvan menos ácidas y evita el crecimiento de los hongos.

  • Elimina las malezas:  Simplemente basta con suministrar bicarbonato de sodio en las zonas donde aparecen las plantas indeseadas que compiten con los cultivos. Su aplicación debería matar cualquier especie rústica introducida en el jardín o la huerta y también evitar que vuelvan a rebrotar.

  • Endulza los tomates:  Con espolvorear una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio en la tierra alrededor de los tomateras, se logrará reducir los niveles de acidez y eso aumenta directamente la dulzura del sabor. Sólo tienes que asegurarte de que el bicarbonato no llegue a la planta.

  • Disminuye los malos olores: El compost es una buena manera de reciclar los nutrientes de los desechos orgánicos en el jardín para obtener abono útil para la huerta. No obstante, a veces genera malos olores, por lo que en esos casos se sugiere colocar bicarbonato de sodio alrededor de la pila de compost para eliminar el olor.

  • Mantiene frescas a las flores cortadas: Llenar un jarrón con agua y luego mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio para aplicar sobre las flores recién cortadas. Tras la aplicación, la acción de la solución les brindará el aspecto de frescura.

Fuente: Infocampo.

Difunde en las redes

Comentarios

comentarios