No te mueras aún: “Quédate en casa”

Difunde en las redes

Don’t die yet: “Stay home”.

Desde nuestro nacimiento comenzamos a caminar a nuestro destino final que es la muerte, sabemos y conocemos nuestras fechas de nacimientos pero ignoramos nuestras fechas de defunciones.

Arrancó la cuarentena por el avance de la pandemia del coronavirus, y un sector importante de nuestra sociedad no ha tomado conciencia sobre las fatales consecuencias del enemigo invisible que está en nuestro país, provincia y ciudad.

Bajemos a la realidad de la conciencia colectiva y dejemos las fantasías virtuales por un momento.

La confianza en nuestros propios argumentos, será un detonador explosivo de contagios y muertes si no respetamos la cuarentena.

Escuchamos en las mismas calles de Gualeguaychú a personas expresar, “NO pasa nada”, “yo salgo igual”.

En los barrios, chicos jugando a la pelota, gente paseando y tomando mates sin que nada les afecte.

Otros hasta realizando deportes entre gimnasias y caminatas, y pareciera que la cuarentena se ha extendido solamente para otro sector de nuestra sociedad.

Sin embargo y a pesar de los esfuerzos de la autoridades sanitarias como de nuestras fuerzas de seguridad “NO” alcanzan, pareciera que la rebeldía de la gente se potenciara más ante las limitaciones lógica de un gobierno que quiere a su gente viva y no muerta.

Las dimensiones del virus son Internacionales, muchos subestiman la enfermedad, la desacreditan y adulan dentro de sus capacidades de ignorancias, qué ellos no se van a contagiar, mientras siguen en las calles y espacios públicos poniendo en total alerta y riesgo a toda una población.

Continuando en el mismo contexto, me pregunto ¿por qué tendremos que pagar los vecinos que nos cuidamos, y estamos sanos del COVID-19 ante las irresponsabilidades de otros individuos?

Pagar hasta con nuestra propia salud y vida por aquellos que decidieron salir y contagiarse.

Marcando el camino perfecto a una terrible situación sanitaria, en saturación y fallecimientos masivos.

Parece que entendemos poco, no nos ha bastado con los ejemplos de países que siguen hoy en día contando sus muertos, así es en el caso de Italia, Francia, España, Alemania, USA entre otros.

Seamos sinceros y dejemos la hipocresía: el sistema entrerriano y puntualmente nuestro Hospital Centenario” NO” tiene la capacidad operativa para asistir a un 50%, ni mucho menos un 70% de nuestra población si estaría infectada.

Alejémonos del ejemplo de Ecuador que deja a sus muertos en las calles, algunos cuerpos los queman por la falta de respuesta rápida del gobierno de ese país, también sumergidos en la pobreza y el hambre.

Por último quiero destacar que los miles que han fallecido por la enfermedad, todos esas personas tenían dos pulmones y respiraban como vos.

#Quedate en casa…

Por: L.N.F.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios