Mauricio Gómez: un juicio por jurados que llega después de una larga espera

Difunde en las redes

Mauricio Gómez: a jury trial that comes after a long wait.

Finalmente, luego de cumplirse más de un año y cuatro meses de angustiosa espera, llega para el Sargento Mauricio Gómez la fecha y lugar del Juicio por Jurados: 29, 30 y 31 de marzo en el Centro de Convenciones de Gualeguaychú.

Larga, solitaria e interminable espera donde no hubo asistencia alguna para él.
Demás está decir que el Sargento Gómez se encuentra privado de su libertad luego del fatídico hecho ocurrido en el Barrio Molinari donde en persecución, pierde la vida una persona con antecedentes penales que asolaba al barrio y delinquía muy asiduamente.

El Sargento Gómez, sufre desde aquel día, los avatares de una vida que le cambió por completo: imposibilitado de trabajar, sin derecho a ningún derecho. Y acá me detengo: jamás en el transcurso de todo este tiempo se acercó el representante de los Derechos Humanos de nuestra ciudad, a asistir al Sargento y/o a su familia.

¿Acaso por portar un uniforme deja una persona de tener derechos? Esta sociedad que sabe de sobra la frase de “justicia sorda y ciega” también necesita que se comiencen a sembrar las bases de la seriedad y credibilidad de las instituciones.

Una vez más tenemos la oportunidad de cambiar la historia. De pensar desde la condición humana y no ser selectivos de acuerdo al color de turno. La posibilidad de llevar adelante el Primer Juicio por Jurados en Gualeguaychú debe sentar un precedente: seamos empáticos y realmente pensemos en que, de la decisión que se tome dependerá la vida de Mauricio Gómez. Cuando sabido es por todos, que quienes deben estar atrás de las rejas son los que delinquen, y en muchos casos, sucede lo contrario.

No sigamos jugando al “reino del revés” ni mirando para otro lado. Somos nosotros como sociedad los que de una vez por todas, debemos decidir quién camina por nuestras calles y quien debe estar preso. Detrás del Sargento Gómez hay una familia que espera, que aguanta en silencio y sufre esta situación. No fue elegida y mucho menos pensada, la manera en que radicalmente la situación de Gómez cambió en minutos. Nadie elige pasar por estos hechos tan dolorosos y lamentables.

Por eso, más que nunca, pensemos en la posibilidad que nos brinda la justicia a través de este Juicio por Jurados. Brego porque no nos equivoquemos, por dejar de demonizar el uniforme policial, por una concepción de libertad e igualdad de derechos.

Por una Gualeguaychú de pie y sentando un precedente ante un hecho que la conmovió.
No más estigmatización del uniforme policial. ¡Por una justicia justa! ¡Por la libertad del Sargento Gómez! ¡Libre te queremos Mauricio Gómez!

Por: Brave.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios