Diario Nova

Es peluquera y alerta sobre los alisados que son furor: “Por favor, no se lo hagan, son muy dañinos”

alisado

She is a hairdresser and warns about the straightening that is all the rage: “Please, don’t do it, they are very harmful.”

A Georgina Buscaglia, dueña de una coqueta peluquería ubicada en Gonnet, provincia de Buenos Aires, le urgió la necesidad de publicar un video con un solo propósito: alertar sobre un tratamiento capilar que ella misma realiza.

“Se generó esta necesidad de comunicar. Informar sobre el tema de los alisados, la keratina y botox, que ocurre luego del verano, en donde las clientes recurren a esos tratamientos por tener sus cabellos castigados”, sostuvo Georgina, madre de tres hijos, en una serie de historias que publicó en el Instagram de su peluquería.

“Sé que voy a generar controversia con esto, porque no todos pensamos lo mismo sobre estos químicos, pero busco informarles sobre nuestra forma de verlo y padecerlo. Por favor, no se lo hagan, son muy dañinos”, agregó.

Y continuó: “Es un químico que genera un daño irremediable. No solo las 15 pasadas de plancha que hacemos en cada mecha para solidificar el producto, y que el pelo quede totalmente cubierto en esta película plástica”.

Georgina detalló que luego del alisado “la decoloración no entra, los baños de crema no funcionan y ni hablar de cuando nos abrimos el pelo y pensamos que es pelo nuevo; es pelo cortado”.

“Nosotros hacemos alisados, pero informamos el daño que estamos generando y en qué condiciones les queda el pelo para el futuro o para hacer una decoloración, que casi es imposible. Si quieren mantener el cabello sano, eviten este tipo de tratamiento”, reveló.

Georgina, diseñadora en comunicación visual, buscó cambiar de rubro laboral luego de haberse dedicado casi 15 años a la producción de eventos. “Con la llegada de mi tercer hijo y ya más grande, necesitaba bajar revoluciones y el ritmo de vida, y es así fue que surgió la idea de brindar un servicio, cerca de casa, algo chico, bien cuidado y referido a la estética y el diseño”, explicó a TN.

Comenzó a capacitarse y utilizó las cabezas de amigas y familiares como modelos. “Hoy mi estructura es capacitar a quien trabaja conmigo, enseñarles el servicio y los diseños que ofrecemos para que las clientas se lleven el resultado que vienen a buscar”, indicó.

El “daño irremediable” y el “deterioro” que produce el alisado.

Respecto a los alisados, precisó que siempre informa sobre el deterioro que produce esta técnica y las condiciones limitadas a las que se somete el cabello para luego ser decolorado, tal como explicó en su video.

“En la mayoría de los casos las clientas escuchan y se abren a otras opciones más saludables, con soluciones a mediano o largo plazo. Entienden que pueden obtener belleza a través de la salud”, contó.

“Me dejo llevar por la experiencia que tenemos cada vez que recibimos un cabello tratado con estos químicos, dañado, con limitación a ser decolorado o procesado, opaco, cortajeado y lastimado. En el simple tacto se nota el residuo sobre el cabello, como plastificado. La falta de vida y salud está a simple vista”, remarcó Georgina.

Y continuó: “Estos químicos generan un aspecto de extrabrillo y suavidad por unas pocas semanas. Luego el estado del cabello es extremadamente deshidratado, reseco y quebradizo, haciendo que la única salida sea volver a realizar el tratamiento. Entrando en un círculo vicioso de daño irremediable”.

En su peluquería, el alisado tiene un valor que arranca en los $7000 con la utilización de un químico orgánico y sin formol, “pero aun así debemos plancharlo repetidas veces (15 pasadas por mecha)”.

“Nosotras preferimos decir muchas veces no, o ir de a poco. Siempre priorizamos la salud del pelo. También dependemos mucho de la información que nos dan las clientas, porque a veces lamentablemente somos víctimas de alguna clienta que, deseosa de ser rubia, nos esconde la información porque cree que exageramos”, expresó Georgina.

En relación con sus videos, aseguró que tuvo una repercusión “superpositiva” y que recibió “mensajes con testimonios de haber sufrido esta falta de información. La verdad es que fue muy gratificante e inesperado”.

El lunes 30 de enero, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió tres cremas alisadoras para el pelo de las marcas Bahía By Evans, Evans, y Bioliss, por no cumplir con el registro sanitario correspondiente para su distribución en el país.