Crisis por la extraordinaria bajante del Río Paraná

Difunde en las redes

Crisis due to the extraordinary downspout of the Paraná River.

La brutal caída de la demanda (externa y local), y los costos crecientes a causa de la inflación, también forman parte del abanico de temas abordados en forma recurrente en las mesas virtuales. De hecho, esta extraordinaria bajante del Paraná está teniendo derivaciones insospechadas.

Por un lado, según un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario, la falta de completamiento en la carga de los buques de exportación, por el escaso calado en el que quedó el canal de la Hidrovía, ya representa una pérdida de alrededor de u$s250 millones para el complejo agroindustrial, solo en este primer cuatrimestre del año, debido a los mayores costos y las complicaciones logísticas de completar carga en puertos de mar.

Se destaca, además, que ante las perspectivas de menos lluvias aún durante el invierno, la situación se podría agravar dejando al río (fuera del Canal) por debajo de los 40 centímetros. Pero otro dato no menor, y que también vino a complicar adicionalmente a la ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, son los desmanes que se están dando a lo largo del cauce por excesos de supuestos pescadores que hasta obligaron a la intervención de la Gendarmería y de algunos gobernadores, como Omar Perotti de Santa Fe.

“Es como cazar en el zoológico”, informan los lugareños alarmados porque, en los “pozos” y hondonadas que va dejando la bajante, quedan atrapados cardúmenes enteros que directamente son rodeados con mallas, para después recoger las piezas gradualmente, diezmando el recurso que apenas comenzaba a recuperarse.

Esto ocurre, por ejemplo, en el norte de Santa Fe, con epicentro en Reconquista, donde cuerpos especiales como Los Pumas y las guardias rurales, enviados desde la Capital, debieron encarar los procedimientos donde se comprobó que ni los yacarés se salvan (por el cuero), y que los pseudos pescadores serían dirigidos por un funcionario de la propia municipalidad.

Pero no es el único caso y ahora se pide directamente la prohibición total de la pesca, al menos hasta que el río recupere su nivel.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios