Escándalo en Brasil-Argentina: suspendieron el partido a los 6 minutos de juego por el ingreso de autoridades sanitarias

Difunde en las redes

Scandal in Brazil-Argentina: the match was suspended after 6 minutes of play due to the entry of health authorities.

Delegados de Brasil ingresaron al campo de juego y postergaron el partido tras disputarse seis minutos. La polémica es por el uso de 4 futbolistas.

Autoridades locales de Brasil interrumpieron el clásico con Argentina a los 6 minutos del partido, por la presunta mala inclusión de cuatro jugadores que llegaron desde Reino Unido.

Se trata de Dibu Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía, quienes llegaron desde Inglaterra a Caracas, donde Argentina enfrentó a Venezuela antes de jugar con Brasil.

Durante las últimas horas, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) recomendó una cuarentena obligatoria para estos 4 futbolistas de la Selección Argentina. A su vez, pidió que no permanezcan en el país por violar las normas migratorias relacionadas con la pandemia de coronavirus y regresen a Inglaterra.

Para este organismo, estos jugadores mintieron en la declaración jurada que firmaron al entrar a Brasil, provenientes de Caracas. Aseguró que omitieron hace menos de 14 días habían estado en Inglaterra.

Con el fin de evitar esta medida, se realizó en las últimas horas una reunión entre autoridades de la Asociación del Fútbol Argentino, directivos de la Conmebol y funcionarios del Gobierno brasileño. Finalmente, había existido un acuerdo para que los futbolistas puedan estar presentes en el clásico sudamericano.

La bronca de Messi tras la suspensión de Argentina-Brasil.

Luego del insólito escenario tras la postergación del partido, Lionel Messi apareció en la transmisión con una pechera de fotógrafo y sin la camiseta. Era una clara señal de que el partido no iba a continuar.

En primer lugar, estuvo hablando con Dani Alves hasta que luego otra vez apareció en la cancha. Junto con Scaloni, se puso a hablar con Neymar y Tite y rápidamente se leyeron sus labios: “Nos vamos”.

Frente a autoridades sanitarias de Brasil, Messi dijo: “Hace tres días que estábamos acá, nos estaban esperando. Avisaban y listo”. El capitán se preguntó: “¿Por qué no fueron a buscarlos al hotel”. Y agregó: “Estamos hace tres días acá, los habían dejado entrenar”.

En el estadio se encuentra Daniel Scioli, actual embajador argentino en Brasil.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios