Sequía: desoladora, pero maravillosa, postal de las Cataratas de Iguazú con poca agua

Difunde en las redes

Drought: bleak but wonderful, Iguazú Falls postcard with little water.

Por falta de lluvias intensas en el sur de Brasil entre febrero y marzo, más la cuarentena, el atractivo turística muestra una imagen única.

La falta de precipitaciones intensas en el diferentes regiones de sur de Brasil -San Pablo, Mina Gerais y Mato Grosso del Sur-,  que cargan los ríos de la Gran Cuenca del Río Paraná, está afectando severamente el caudal, la navegación y el comercio a lo largo del río, así uno de los atractivos turísticos más importante de la zona: las Cataratas de Iguazú.

La magnitud de la bajante, dada por una faltante de lluvias entre febrero y marzo en el país vecino, no tiene registros desde el año 2005. En este momento, el caudal de las Cataratas es del orden de los 300 a 400 metros cúbicos por segundo, cuando lo normal son 1.500 metros cúbicos.

Cataratas del Iguazú - Caudal (2)

Sumado a la sequía también la cuarentena complica la situación. La necesidad de los estados brasileros del sur de restringir el paso del agua, justamente por la falta de lluvias, más el cese de actividades por el Coronovirus, mantiene cerradas 6 de las 7 represas hidroeléctricas que hay sobre el Río Iguazú. De esta forma, está alterada la llegada de agua de ese afluente de las Cataratas y del caudal del Río Paraná aguas abajo.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios