La NASA detectó la estrella más lejana jamás vista con el telescopio Hubble

Listen to this article

NASA detected the farthest star ever seen with the Hubble telescope.

El telescopio espacial Hubble de la NASA estableció un nuevo punto de referencia extraordinario: detectar la luz de una estrella que existió en los primeros mil millones de años después del nacimiento del universo en el Big Bang. A través del telescopio Hubble se ve solo como un puntito de tres píxeles, pero es, en realidad, la estrella más lejana y antigua nunca observada.

Se llama Eärendel, ubicada a 12.900 millones de años luz de la Tierra y formada cuando el universo aún era joven. Según la NASA será una puerta para entender la evolución estelar. Esa estrella existía cuando el universo tenía unos 4.000 millones de años, o el 30 por ciento de su edad actual.

Aunque ya no existe, porque explotó hace millones de años, su luz fue tan potente que aún es visible y es un estrella de récord: hasta ahora la más lejana detectada era Ícaro, descubierta en 2018 a 9.000 millones de años luz.

Eärendel, la estrella más lejana.

El hallazgo que publicó hoy Nature estuvo a cargo de un equipo internacional liderado por Brian Welch de la Universidad Johns Hopkins (EE.UU) y el equipo Space Telescope Science Institute.

“Al principio casi no lo creíamos: estaba mucho más lejos que la anterior estrella de mayor desplazamiento al rojo más distante”, dijo el astrónomo Brian Welch, autor principal del artículo que describe el descubrimiento, publicado el 30 de marzo en la revista Nature.

Eärendel será “una ventana a una era del universo con la que no estamos familiarizados, pero que condujo a todo lo que conocemos. Es como si hubiéramos estado leyendo un libro interesante, pero comenzamos en el segundo capítulo y ahora tenemos la oportunidad de ver cómo empezó todo”, dice Welch, citado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) español.

La estrella Earendel, a una distancia de 13.000 millones de años luz. Foto: NASA, ESA, Brian Welch (JHU), Dan Coe (STScI); procesamiento de imágenes: NASA, ESA, Alyssa Pagan (STScI).
La estrella Earendel, a una distancia de 13.000 millones de años luz. Foto: NASA, ESA, Brian Welch (JHU), Dan Coe (STScI); procesamiento de imágenes: NASA, ESA, Alyssa Pagan (STScI).

Después de estudiar la galaxia en detalle, Welch determinó que uno de los elementos es una estrella extremadamente magnificada que llamó Eärendel, que significa “estrella de la mañana” en inglés antiguo. El descubrimiento promete abrir una era inexplorada de formación estelar muy temprana.

La estrella toma su nombre del poema El viaje de Eärendel, la estrella vespertina, escrito en 1914 por J.R.R. Tolkien, autor de El señor de los anillos, y se encuentra en una galaxia que llamaron Sunrise Arc.

El equipo estima que tendría, al menos, 50 veces la masa del Sol y es mucho más brillante que este, pero habrá que esperar a que el recién lanzado telescopio James Webb esté totalmente operativo para determinar su masa, tamaño, temperatura, radio y establecer si es una estrella de primera o de segunda generación.

“Eärendel existió hace tanto tiempo que es posible que no haya tenido todas las mismas materias primas que las estrellas que nos rodean hoy en día”, explicó Welch.

“Estudiar Eärendel será una ventana a una era del universo con la que no estamos familiarizados, pero que condujo a todo lo que conocemos. Es como si hubiéramos estado leyendo un libro muy interesante, pero comenzamos con el segundo capítulo, y ahora tendremos la oportunidad de ver cómo comenzó todo”, concluyó Welch.

Relacionadas

Por Primera Vez, el Hubble Mide Directamente la Masa de una Enana Blanca Solitaria

Nova

Un Equipo de Astrónomos Identifica una Futura Kilonova

Nova

La NASA y el Pentágono están diseñando un cohete para futuras misiones a Marte

Nova