Trucos de Android y apps que no conoces y que deberías empezar a usar ahora mismo

Difunde en las redes

Android tricks and apps that you do not know and that you should start using right now.

Usas a diario tu móvil, pero es más que probable que no le saques todo el partido. Sobre todo si tu terminal es un Android. Los smartphones que cuentan con el sistema operativo de Google son tremendamente fáciles de usar, pero tienen decenas de secretos escondidos, o aplicaciones disponibles en Google Play, esperando a que sus usuarios puedan encontrarlos y usarlos.

Incluso si eres un usuario experto de Android es probable que no hayas podido navegar por todos los menús y submenús para encontrar herramientas que podrían ser útiles para tu día a día.

Usar Android Device Manager para la seguridad remota.

Android Device Manager es el administrador de dispositivos de Google y es una herramienta que sirve para encontrar cualquier dispositivo robado o perdido. Podemos acceder bien desde el ordenador a través del navegador web, o bien desde otro teléfono móvil. Ni siquiera hace falta tener instalada esta app para poder ver dónde se encuentra el teléfono: basta con tener asociada una cuenta de Google al teléfono, y en caso de pérdida se podrá ubicar el teléfono en un mapa.

Si accedemos a la app desde otro teléfono o desde un navegador, podremos:

Reproducir sonido: el móvil empezará a sonar a máximo volumen.

Bloquear: podrás introducir una contraseña que bloquee el dispositivo y mostrar en la pantalla un mensaje con un número de teléfono para que contacten contigo.

Borrar: De este modo borrarás de forma permanente el contenido de tu móvil.

Grabación de pantalla en Android.

La función perfecta para cuando quieras explicar algún truco a otra persona a través de WhatsApp. Pero al contrario de lo que pasa en los iPhone, para hacer una grabación de pantalla es necesario descargarse una aplicación de terceros. En la Play Store hay muchas opciones.

Una de ellas es Rec. Una vez descargada, hay que darle permiso para que grabe la pantalla. Cuando empieces a usarla, aparecerá una barra con la que podrás controlar la grabación (básicamente, iniciarla, pausarla y pararla).

Haz que tu teléfono vaya más rápido ralentizando las animaciones.

Android esconde un menú ‘mágico’ llamado ‘opciones de desarrollo’ que permite trastear en sus tripas para que funcione más rápido.

Esta opción solo es recomendable si tienes un teléfono algo antiguo y últimamente estás desesperado con el tiempo que tarda en cargar las páginas web quizás te interese trastear en él.

Activar las opciones de desarrollo es muy fácil, tan sólo hay que ir a Ajustes > Información del dispositivo y pulsar siete veces sobre el número de compilación. Una vez hecho nos saldrá el mensaje ¡Ahora eres un desarrollador! y aparecerá en Ajustes.

En ese menú es mejor no tocar mucho. Pero una de las opciones más interesantes es la de modificar la velocidad a la que se reproducen las animaciones de las páginas web (anuncios, gifs y demás objetos animados). Por defecto, está velocidad se encuentra en 1X pero si se baja 0,5x la navegación será más fluida. Repetimos, este truco es solo para los smartphones más viejos.

Controla el uso de datos.

No solo lo monitorees. En el menú de ajustes rápidos puedes pulsar sobre el icono de la cobertura para acceder a los datos móviles de tu teléfono (También puedes acceder a él desde el menú general de Ajustes). Allí puedes ajustar tu plan de datos –por ejemplo, si tienes 10 GB al mes lo puedes indicar y también puedes activar el economizador de datos, un herramienta que te permite controlar el gasto de datos de tus aplicaciones.

Transfiere datos a través del Wifi.

Desde hace años, Google permite la transferencia de datos mediante Bluetooth. Pero si el archivo pesa mucho, ese protocolo de comunicación se puede quedar corto, haciendo que la copia sea demasiado lenta. Para esos casos, es mejor usar la transferencia vía Wifi con WiFi Direct.

Wi-Fi Direct es un protocolo que puede crear una conexión directa entre dos dispositivos a través de Wi-Fi. Como pasa con la grabación de pantalla, es necesario usar una aplicación de terceros. De entre todas las disponibles en Google Play, puedes usar SuperBeam.

Controla los datos que usan las aplicaciones en segundo plano.

Las apps no solo gastan datos cuando están siendo usadas. También consumen en segundo plano, para actualizarse. Para controlar este uso residual, también hay que acceder al menú de datos móviles, entrar en cada una de las aplicaciones y elegir si quieres controlar el consumo en segundo plano o cuando la estés usando.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios