Un hombre murió por una infección que contrajo por un “beso” de su perro