La renuncia de los abogados de De Vido podría postergar el juicio oral por la tragedia de Once