La Justicia confirmó la condena contra Lula y peligran sus aspiraciones presidenciales